Posts Tagged ‘Los valores perdidos

20
Abr
11

El Respeto

Los valores son muchos y, aunque en cada cultura, o  religión, pueden ser diferentes, la base siempre es similar, ya que son los valores lo que permiten al ser humano vivir en sociedad. Ya hablamos de integridad y honestidad, que es uno de los más importantes, pero la lista puede ser casi tan grande como queramos. En esta lista menciono algunos, y quizá más adelante agregue otros:

Honestidad, Responsabilidad, Solidaridad, Respeto, Sinceridad, Lealtad ,Gratitud,  Generosidad y Empatía entre otros.

Hoy nos enfocaremos en el Respeto. Hablar de respeto, implica, como en casi todos los valores, hablar de los demás. El respeto implica el establecer límites a que podemos y que no podemos hacer; implica el valorar a otros individuos, aceptarlos y reconocer sus derechos. Se manifiesta no solo hacia leyes o personas, sino a la autoridad, como en el caso de los niños, hacia sus padres y maestros (un respeto cada vez menos mostrado en la actualidad).

El respeto, junto con otros valores, permite a las sociedades convivir en paz y armonía, recordemos la frase célebre pronunciada por Benito Juárez “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Por otro lado, la falta de respeto, lo único que genera es violencia, ya sea física o verbal. Los niños que no fueron educados en el respeto, comienzan por molestar a sus compañeros (el tan mencionado bullying en las escuelas), o el no acatar indicaciones de maestros, e incluso retarlos abiertamente. He visto niños que molestan e insultan a otros, y no solo no son corregidos por sus padres, sino que son motivados a hacerlo. Igualmente retan a sus maestros, y el padre en vez de corregir al niño, exige a la escuela que despidan al profesor, haciendo creer al niño que lo que hace está bien. Estos niños pueden crecer sin tener el menor respeto por sus semejantes ni la autoridad; cuando jóvenes empiezan por cometer pequeños actos vandálicos, y pueden caer en la delincuencia, ya que creen que no solo no es necesario mostrar respeto por leyes y autoridades, sino que creen que está bien el no tener respeto, ya que eso les da más poder. ¿Cuántas veces no hemos visto reportajes en la televisión donde la policía persigue a un delincuente al que, como se dice coloquialmente, “agarraron con las manos en la masa”, y este delincuente es escondido y protegido por sus familiares, y sale la madre a decir que su hijo es puro y santo, y que la policía solo lo agarra cada vez que quieren, sin que haya hecho nada; al parecer dicho joven nunca supo respetar nada y no se le enseñó que sus actos tienen consecuencias. Más adelante, si estos jóvenes no caen en la delincuencia, de adultos siguen comportándose de la misma manera, y en sus empleos, si llegan a tener personal a su cargo, lo tratan con desprecio, con insultos y amenazas, y en algunos casos caen en el acoso sexual.

No soy experto en psicología, pero el patrón es fácil de identificar, y lo he visto constantemente en el ámbito profesional, jefes que gritan e insultan, y personal que vive en el miedo de ser agredido verbalmente y despedido de su trabajo. En las calles de la ciudad es común ver a los automovilistas que no respetan señales de tránsito, bloquean calles, no respetan al peatón, y se insultan unos a otros, pero igualmente vemos peatones que no respetan las leyes de tránsito, cruzan corriendo las calles poniendo en riesgo su vida, no respetan al automovilista (recordemos que el respeto es un camino de dos sentidos), y cuando sucede un accidente, invariablemente culpan al conductor indicando que venía a exceso de velocidad. En fin, la falta de respeto a otros en nuestra sociedad es un cáncer que nos está acabando poco a poco.

¿Que podemos hacer? En principio respetar a nuestros semejantes 8aquí entra otro valor, la tolerancia). Enseñar a nuestros hijos a respetar a los demás, a sus mayores, a la autoridad, a otros niños. Empecemos con cosas fáciles. Y dejemos que se hagan costumbre, al caminar cruzar las calles solo en esquinas, si vamos en auto, respetar los pasos peatonales, y llegará el momento en que todos vean mal al que no lo hace y, aunque sea por vergüenza, estas personas empiecen a actuar de manera correcta.

14
Abr
11

Adopta a un terrorista!

Mi buen amigo Jesús se está convirtiendo en un gran contribuidor para este blog. Me hizo llegar copia de una carta, como muchas cosas que circulan en internet, y decidí investigar un poco acerca de la misma.

Gordon James O'Connor

Resulta que una dama canadiense, perocupada por el mal trato que las tropas de su país estaban dando a los terroristas presos en Afganistan, escribió una carta quejándose con el ministro de defensa de su país Gordon O’Connor. La respuesta que recibió y que reproduzco abajo, es más que  ocurrente, y estaría bien usarla en muchos casos con los defensores de los derechos humanos. La carta en inglés es mas larga y detallada, pero aquí va la versión corta en español:

National Defence Headquarters
MGen George R. Pearkes Bldg, 15 NT
101 Colonel By Drive
Ottawa , ON K1A 0K2 Canada

Estimada ciudadana comprometida:

Gracias por su carta en la que expresa la preocupación por el trato que damos a los terroristas talibanes y de Al Qaeda en manos de las Fuerzas Armadas Canadienses.
En atención a las quejas que recibimos de ciudadanos comprometidos como usted, hemos creado un nuevo programa de pacifismo e integración para los terroristas.
De acuerdo con ese programa, hemos decidido seleccionar un terrorista y colocarlo bajo la dependencia de la familia de usted.
El próximo lunes tendrá usted en su casa a Alí Mohamed Amé Ben Mahmud (puede llamarlo simplemente Amé).
Espero que puedan tratarlo amablemente tal como exigía usted en su carta de protesta, lo más probable es que necesite usted contratar a algunos ayudantes para esa misión.
Cada semana nuestro departamento le va a hacer una visita de inspección para comprobar que se tienen en cuenta los principios de buen trato que exigía usted en su carta.
Debo advertirle que Amé es un psicópata extremadamente violento, pero confiamos en que, con la sensibilidad que usted manifestaba en su carta, logrará superar ese inconveniente.
Insistimos en que su huésped resulta extremadamente eficiente en el combate cuerpo a cuerpo y que puede matar con un lápiz o un cortaúñas, además, Amé es un experto en fabricar artefactos explosivos con productos caseros; así que tenga bien guardados esos productos a menos que en su opinión esa decisión pueda ofender a Amé.
El terrorista no querrá relacionarse con usted o con sus hijas (excepto sexualmente) puesto que él considera a las mujeres como meros objetos, ese es un aspecto muy sensible, puesto que se le han observado tendencias violentas respecto a las mujeres que no cumplen con el atuendo islamista, así pues, confío en que a usted no le moleste llevar el burka; de ese modo contribuirá usted a respetar la cultura y las creencias que manifestaba en su carta.
Gracias otra vez por su preocupación, estamos reconociendo a las personas como usted e informaremos a nuestros conciudadanos de su cooperación.

Buena suerte.

Atentamente

Gordon O’Connor.
Ministro de Defensa.

El correo que me envió no para ahí. tiene una frase que me encantó: “Los derechos humanos son para los humanos derechos”. Mucha gente tal vez no esté de acuerdo con esto, pero habría que preguntar  a las víctimas de estos terroristas. Continúa el correo que recibí sugiriendo que se haga lo mismo con los que se quejan del mal trato a los secuestradores y violadores, para que su familia adopte a uno.  Y no para ahí, continúa hablando de las protestas que hubo en México hace poco, de las madres de PANDILLEROS (MEXICANOS) encarcelados, exigiendo los  “DERECHOS” de sus hijos.

Esta es la respuesta de una  madre ciudadana, hacia la madre que protestaba.. .

DE  MADRE A MADRE:

“Vi tu enérgica protesta delante de las  cámaras de TV, en la reciente manifestación en favor de la  reagrupación de presos y su transferencia a cárceles cercanas a  sus familiares, y con mejores prestaciones.
Vi cómo te  quejabas de la distancia que te separa de tu hijo, y de lo que  supone económicamente para tí, ir a visitarlo como consecuencia de  esa distancia.
Vi también toda la cobertura mediática  que dedicaron a dicha manifestación, así como el soporte que  tuviste de otras madres en la misma situación y de otras personas  que querían ser solidarias contigo, y que contabas con el apoyo de  algunas organizaciones y sindicatos populistas, comisiones  pastorales, órganos y entidades en defensa de los derechos  humanos, ONGs etc. etc.
Yo también soy madre y puedo  comprender tu protesta e indignación.
Enorme es la  distancia que me separa de mi hijo.
Trabajando mucho y ganando  poco, idénticas son las dificultades y los gastos que tengo para  visitarlo. Con mucho sacrificio sólo puedo visitarlo los domingos,  porque trabajo incluso los sábados para el sustento y educación  del resto de la familia.
Felizmente, también cuento con el  apoyo de amigos, familia, etc.
Si aún no me reconoces, yo soy  la madre de aquel joven que se dirigía al trabajo, con cuyo  salario me ayudaba a criar y mandar a la escuela a sus hermanos  menores, y que fue asaltado y herido mortalmente a balazos  disparados por tu hijo.
En la próxima visita, cuando tú estés  abrazando y besando a tu hijo en la cárcel yo estaré visitando al  mío y depositándole unas flores en su tumba, en el cementerio.
¡Ah! Se me olvidaba: ganando poco y sosteniendo la economía de  mi casa, a través de los impuestos que pago, tu hijo seguirá  durmiendo en un colchón y comiendo todos los días. O dicho de otro  modo: seguiré sosteniendo a tu hijo malhechor.
Ni a mi casa, ni  en el cementerio, vino nunca ningún representante de esas  entidades (ONGs), que tan solidarias son contigo, para darme apoyo  ni dedicarme unas palabras de aliento.
¡Ni siquiera para  decirme cuáles son MIS DERECHOS!.

Aunque habrá quien diga que muchos de los presos no sosn culpables, como el caso de la película presunto culpable, no podemos negar que muchos de los presos que hay Sí son culpables y merecen estar en la carcel.

Yo creo que debemos luchar por los derechos humanos en cualquier parte, pero estos no deben ser una excusa para permitir que roben y maten, tal como lo expresa el Padre Farinello en su oración en el congreso.

13
Abr
11

Composición poética de Manuel Acuña salvada por milagro

Historia de un pensamiento

El día de hoy no escribiré sobre los valores morales, sino sobre una anécdota que deseo compartir con ustedes, y que podría relacionarse con nombre del blog, por tratarse de un valor que se hubiera perdido irremediablemente:

Hace 20 años que me casé, y 4 más de noviazgo, que vengo oyendo por parte de la familia de mi esposa, como la poesía “Historia de un Pensamiento” de Manuel Acuña,se salvó gracias a la prodigiosa memoria de su abuelo.

Manuel Acuña

La historia la escuché incontables veces como una anécdota contada siempre con amor y orgullo, pero nunca había visto alguna prueba de esto, sin embargo el día de hoy encontramos un viejo documento en el que se puede comprobar esta anécdota que había escuchado mil veces. El documento es copia de una publicación de 1941, escrita por Vito Alessio Robles, en la que indica como, al estar preparando una conferencia en homenaje a Manuel Acuña, recordó que este poema lo recitaba su amigo Pedro Agüero en las tertulias que hacían los fines de semana, y que el mismo Pedro le decía que el poema nunca se había publicado, y él lo había recibido de parte de Rosario de la Peña, quien es representada en el poema por la Rosa (el pensamiento representaría al propio Manuel Acuña, y el jazmín a Manuel Flores). Al pensar Vito Alessio quien pudiera tener una copia, buscó a dos de los 3 hermanos Vitela, ya que uno de ellos ya había fallecido, y Rufo Vitela le indicó que no la tenía escrita, pero la sabía de memoria, y se la recitó, y luego la escribió para entregársela.

Esta poesía fue publicada por primera vez en 1941, y reproduzco de manera textual “En la imprenta Universitaria, Bolivia 17, bajo la dirección de Francisco Monterde, fué impresa esta poesía inédita, según el original proporcionado por el señor Ing. Vito Alessio Robles, para distribuirla en la velada efectuada el 27 de agosto de 1941, en la Escuela Nacional de Medicina, en homenaje a la memoria del mismo poeta”.

Al final del artículo escrito por Vito Alessio Robles, dice lo que yo había escuchado por más de 20 años: “Esta composición se salvó por milagro, gracias a la prodigiosa memoria de mi excelente amigo, el señor profesor Rufo E. Vitela”. No está por demás mencionar que Rufo E. Vitela es abuelo de mi esposa.

Aquí la poesía, espero la disfruten.

Historia de un pensamiento (1)

pensamiento

Cuando a su nido vuela el ave pasajera
A quien amparo disteis, abrigo y amistad
Es justo que os dirija su cántiga postrera,
Antes que triste deje, vuestra natal ciudad.

 

Al pájaro viajero que abandonó su nido
Le disteis un abrigo, calmando su inquietud;
¡Oh! tantos beneficios, jamás daré al olvido
Durable cual mi vida será mi gratitud.

 

En prueba de ella os dejo lo que dejaros puedo,
Mis versos, siempre tristes, pero los dejo así;
Porque pienso, a veces que entre sus letras quedo,
Porque al leerlos creo que os acordáis de mí.

 

Voy, pues, a referiros una sencilla historia,
Que en mi alma desolada, honda impresión dejó;
Me la contaron… ¿dónde?… es frágil mi memoria…
Acaso el héroe de ella… o bien, la soñé yo.

 

rosa

Era una linda rosa, brillante enredadera,
Tan pura, tan graciosa, espléndida y gentil.
Que era el mejor adorno de la feraz (2) pradera,
La joya más valiosa del floreciente abril.

 

Al pie de ella crecía un pobre pensamiento,
Pequeño, solitario, sin gracia ni color;
Pero miró a la rosa y respiró su aliento
Y concibió por ella el más profundo amor.

 

Mirando a su querida pasaba noche y día.
Mil veces ¡ay! le quiso su pena declarar;
Pero tan lejos siempre, tan lejos la veía,
Que devoraba a solas su pena y su pesar.

 

A veces le mandaba sus tímidos olores,
Pensando que llegaba hasta su amada flor;

jazmin

Pero la brisa leve, al columpiar las flores,
Llevábase muy lejos la prenda de su amor.

 

El pobre pensamiento mil lágrimas vertía,
Desoladoras lágrimas, de acíbar y de hiel,
Mientras la joven rosa, sin ver a otras crecía,
Y mientras más crecía, más se alejaba de él.

 

Llega un jazmín en tanto a la pradera bella,
También amó (3) a la rosa al punto que la vio;
Pero él fue más dichoso, pudo llegar hasta ella,
Le declaró su pena y, al fin la rosa amó…

 

¿Comprenderéis ahora al pobre pensamiento,
Al ver correspondido a su feliz rival?
¿No comprendéis su horrible, su bárbaro tormento
Al verse condenado a suerte tan fatal?

 

Después lo transplantaron; vivió en otras praderas
Indiferencia, olvido y hasta placer fingió:
Miraba flores lindas, brillantes y hechiceras,
Pero su amor constante y fiel permaneció. (4)


Por fin una mañana, estando muy distante,
El céfiro contóle las bodas del jazmín;
Él escuchó sonriente y ciego y delirante,
Loco placer fingiendo, creyó olvidar al fin.

 

Pero al siguiente día con lágrimas le vieron
Las flores, e ignorando su oculto padecer,
«Tú lloras, pensamiento, tú lloras», le dijeron:
«No es nada, contestóles, es llanto de placer».

 

Ved la sencilla historia que os ofrecí contaros,
Acaso os entristezca pero la dejo así;
Adiós, adiós, ya parto; me atrevo a suplicaros
Que la leáis a solas y os acordéis de mí.

 

(1)   Comenzando por el título, la mayor parte de las versiones que he encontrado nombran a la poesía “Historia del pensamiento”, su título original es “Historia de un pensamiento”

(2)   Las versiones que he encontrado dicen feliz, sin embargo el documento que tengo de esa época dice feraz, que significa fértil, y quizá lo han cambiado por feliz, para hacerlo más fácil de recordar, pero seguramente el poeta usó la primera, ya que era y sigue siendo la costumbre entre muchos poetas el usar palabras menos comunes.

(3)   En este documento el poema dice así, “También amó a la rosa…”, mientras que en muchas versiones he visto “También él a la rosa…”, lo cual no hace sentido, ya que no hay un verbo, ¿también él que a la rosa?

(4)   Igual que los anteriores, las versiones que he encontrado dicen compareció, y el documento dice permaneció, que de hecho suena más lógico.

 

Ahora el documento del que hablo:

11
Abr
11

El Padre Farinello y el congreso

Recibí esta oración por parte de un buen amigo, y decidí compartirla con todos. Sin sesgos religiosos (aunque soy católico tengo grandes amigos que no lo son), esta oración expresa de manera muy clara lo que está sucediendo en nuestro país y en toda Latinoamérica. Al igual que otra de mis publicaciones, es de un argentino, no de un mexicano. En aquel país pidieron al sacerdote que hiciera una oración al abrir las sesiones del congreso de 2011, y aquí no se podría hacer debido a la separación iglesia – estado, y a la intolerancia de muchos de nuestros “representantes” en ambas cámaras.

Entiendo el porque de esta separación, pero creo que los valores que predica no solo la iglesia católica, sino la mayoría de las religiones del mundo, son similares, y volvemos a lo mismo: respeto, amor al prójimo, etc.

Padre Luis Farinello

El Padre Farinello, autor de esta oración, es un personaje controversial en su país natal, ya que sus declaraciones no siempre son bienvenidas; ha hablado sobre terrorismo apoyando a Hezbollah, declara que el violar el voto de castidad en el sacerdocio no es tan malo, y tiene más de un detractor. Yo creo que debemos tomar lo bueno de las personas, y en este caso su oración en el congreso Argentino es excelente; cada una de las líneas de esta oración es suficiente para hacer un artículo y entablar una buena plática, y en muchos casos controversia, habrá que revisar los conceptos que menciona: distribución de riqueza, planes sociales, libre elección, derechos humanos, desarrollar la autoestima de los niños, política, tener ambición, libertad de expresión, y “obsoleto y pasado”, y ver si no los usamos solo como justificaciones para actuar mal.

Espero les guste:

Oración del Padre Farinello, en la apertura del 129 Período Ordinario de Sesiones del año 2011 en Argentina

“Señor, venimos delante de Ti este día, para pedirte perdón y para pedir Tu dirección.
Sabemos que tu palabra dice: “Maldición a aquellos que llaman “bien” a lo que está “mal” y es exactamente lo que hemos hecho.
Hemos perdido el equilibrio espiritual y hemos cambiado nuestros valores. Hemos explotado al pobre y hemos llamado a eso “distribución de riqueza”.
Hemos recompensado la pereza y la hemos llamado Planes Sociales”.
Hemos matado a nuestros hijos que aún no han nacido y lo hemos llamado “libre elección”.
Hemos dejado que maten y roben y lo hemos llamado “Derechos Humanos”.
Hemos sido negligentes al disciplinar a nuestros hijos y lo hemos llamado “desarrollar su autoestima”.
Hemos sido corruptos y abusado del poder y hemos llamado a eso “Política”.
Hemos codiciado los bienes de nuestro vecino y a eso lo  hemos llamado “tener ambición”.
Hemos contaminado las ondas de radio y televisión con mucha grosería  y pornografía y lo hemos llamado “Libertad de Expresión”.
Hemos ridiculizado los valores establecidos desde hace mucho tiempo por nuestros ancestros y a esto lo hemos llamado “obsoleto y pasado”.
¡Oh Dios! Mira en lo profundo de nuestros corazones; purificarnos y líbranos de nuestros pecados. Amén.

Nota del 6 de junio de 2011. Recibí un comentario en el que me decían que esta oración era original de Joe Wright. Por favor vean el artículo “La oración del Padre Farinello hace 15”, así como los comentarios abajo.

Salu2

08
Abr
11

El director “cuatro láminas”

Escuchaba las noticias hace algunos días, y me llamó la atención oír que entrevistaban a un director del gobierno del distrito federal, pero no era la entrevista en sí lo que captó mi atención, sino el nombre del puesto de la persona que entrevistaban; no lo recuerdo de manera exacta, pero era algo así como Director de alimentos a la venta en la vía pública.  Esta persona hablaba acerca de cómo reglamentarán la venta de alimentos en la vía pública, para que sea higiénico, y como darán cursos a los dueños de los puestos para este efecto.  Bromeamos un poco y dijimos que el puesto debería llamarse Director de “cuatro láminas”. Un poco más adelante en el noticiero, el entrevistado era otro funcionario del gobierno del DF, cuyo puesto captó de igual manera mi atención, y era algo así como Jefe de la Unidad Graffiti. Esta persona hablaba de cómo, para evitar daño a inmuebles con graffiti, se buscaba la creación de espacios para que los jóvenes pintores pudieran expresarse.

En ambos casos el fin es bueno, evitar enfermedades gastrointestinales a los que comen en la calle, y dar espacios de expresión a nuestros jóvenes, pero no me puedo quedar sin preguntarme ¿Qué tanta infraestructura de gobierno se requiere? ¿En realidad es necesario un director cuatro láminas?, o sería suficiente con algunos supervisores o gerentes de la secretaría de salud?, porque para ser director, ya tiene un nivel y un salario que puede ser bastante bueno, y cuenta con un estructura que puede ser importante solo para el fin de atender a los puestos de tortas y tacos en la banqueta. ¿También atenderán a las señoras que venden quesadillas?

Busqué en el portal del gobierno del DF el nombre real de ambos puestos, y no lo pude encontrar. Respecto a la unidad graffiti si encontré algo de información, pero no la estructura de la misma, para saber si había un director de graffiti, y en el caso de la dirección de atención a puestos de vitamina “T” no encontré mucha información, y por supuesto no encontré el nombre real de la dirección, su estructura, etc. Tal vez yo no sea muy bueno buscando en el portal, o no le dediqué el suficiente tiempo y la información si está ahí, sin embargo la sensación que me quedó y que motivó el escribir esto, es que estos puestos no están del todo justificados, y pueden existir muchos puestos más en el gobierno (y no hablo solo del gobierno del DF, sino también de los de municipios, estados y federal) que no tengan una justificación plena de su existencia, y tal vez solo se crearon para dar empleo a algún amigo, pariente o persona que se le debía un favor.

Tal vez me equivoque, y espero que así sea, pero sería bueno que todos los ciudadanos viéramos que hace el gobierno con el dinero que recauda en impuestos.

Si alguien tiene los nombres reales de los puestos, o sabe en donde podemos ver información al respecto les agradeceré nos lo hagan saber al resto de los lectores.

Salu2

06
Abr
11

El código de honor de la mafia

Ayer vi en las noticias al poeta Javier Sicilia hablar sobre el asesinato de su hijo Juan Francisco, quien tenía 24 años. Además de todo lo que sabemos respecto a la violencia en México, al combate a la delincuencia, y a la gran cantidad de muertes que ha habido en la llamada guerra al narcotráfico, hubieron dos declaraciones que hizo Javier Sicilia, que llamaron especialmente mi atención; con una de ellas concuerdo, con la otra no.

Una de ellas llamaba al gobierno a pactar con los carteles de la droga, con el crimen organizado, para acabar con esta guerra que tantas muertes ha causado. Con esto no puedo estar de acuerdo; no se puede negociar con quienes no respetan a nadie, no tienen escrúpulos, no respetan la vida, son sanguinarios, y son capaces de hacer cualquier cosa por un negocio ilícito. El gobierno de España sigue una política bien conocida en todo el mundo. No se negocia con el terrorismo. ¿Por qué esta política. Pueden existir muchas razones, pero la más sencilla, la básica, es que una vez que se hace la primera negociación, no hay salida, habrá más y más presión para conseguir sus fines. Lo mismo sucede con el delincuente, el secuestrador, el narcotraficante, el homicida. Si se negocia con ellos una vez, ya conocen el camino, y sus demandas serán cada vez mayores, usando la amenaza de cometer más crímenes. No entraré en la discusión de si es culpa del gobierno actual por no pactar con el crimen, o de los anteriores por sí pactar con el crimen, que de hecho no lo aceptan, y nadie ha dado pruebas de lo mismo. Tampoco sé que haría u opinaría yo, si estuviera en la misma situación que Javier Sicilia, sin embargo considero que aceptar pactar con la delincuencia equivale a que las leyes ya no son iguales para todos, y entraremos en la ley del más fuerte, todo lo que se necesitaría es tener algunas armas y cometer algunos asesinatos para que el gobierno cediera y negociara; sería abrir la puerta a más delincuencia.

La segunda declaración que captó mi atención, fue cuando Sicilia pidió a los delincuentes que volvieran a sus códigos. ¿Qué códigos son estos? Al parecer, o al menos es la creencia popular, los delincuentes de antes tenían un código de “honor”; no mataban inocentes, y no robaban a los pobres. En películas de hace muchos años nos muestran a la mafia como una familia, en la que se defienden unos a otros, y no realizan actos fuera de este código. En la película “El padrino”, Vito Corleone se rehúsa a hacer negocios de droga, y dice que el juego y el alcohol son una cosa, pero la droga puede afecta a los niños; de igual manera, cuando le piden que asesine a unas personas que violaron a una chica, menciona que no es un castigo justo, ya que la chica está viva, por lo que manda a personas a que solo los golpeen y les rompan uno o dos brazos. Es famosa las frase “No es personal, solo negocios” de esta película. Ahora, en la vida real, se dice que Al Capone, quizá el mafioso más famoso del mundo, cuando mataba a alguien, pagaba por su funeral y mandaba flores a los deudos, ya que ellos no tenían la culpa de las acciones del muerto y no era justo que cargaran con los gastos del funeral.

Este código, al parecer era real, y los delincuentes se cuidaban mucho de romperlo, sin embargo con la competencia por los mercados y las rutas de distribución, los delincuentes se han vuelto más sanguinarios cada vez. Si este código existiera, estaría de acuerdo con Sicilia en pedir a los delincuentes que regresaran a él, sin embargo lo veo muy difícil, ya que para ellos los muertos inocentes, son solo un daño colateral necesario para conseguir sus fines; ellos creen que si tiene validez aquello de que el fin justifica los medios.

Sin ahondar más en el asunto, me uno a la pena de Javier Sicilia y su familia, así como a las familias de todas las víctimas de esta guerra a la delincuencia.

29
Mar
11

La falta de ética al copiar en exámenes en la escuela, ¿se convertirá en un hábito en la vida profesional?

Hace unos años estuve dando clases en una universidad importante en la ciudad de México, mis alumnos eran de las carreras de derecho, administración y contaduría principalmente, y variaban de 1º. hasta octavo semestre. El problema era que la materia que impartía para muchos de ellos no tenía interés o relación con la profesión que deseaban ejercer, estaba tratando de enseñarles un segundo idioma.

Hubo algunos que se esforzaron por aprender, pero la mayor parte buscaba tan solo aprobar la materia de la manera más fácil y sencilla posible; hubo incluso uno que me dijo francamente que no le interesaba la materia,  que no le encontraba ningún uso, que como iba a ejercer su carrera de derecho en México no necesitaba hablar inglés, y que solo estaba tomándola porque era un requisito para titularse, por lo que me pedía que lo aprobara con la calificación mínima solo para cumplir el requisito. Creo que mi respuesta no fue lo que él esperaba, ya que le dije que entonces estudiara el mínimo indispensable para obtener dicha calificación, y después se olvidara del asunto si así lo deseaba. Al final eso hizo, y aprobó el semestre con una calificación de 7 sobre 10.

Pero eso no es lo que me asombró, lo que más me preocupó, fue que la mayor parte de los alumnos trataran de aprobar no con base en sus conocimientos adquiridos, sino basados en engaños:

Hubo quien me presentó el mismo trabajo del semestre anterior alegando que era nuevo, como si yo no pudiera reconocerlo; hubo otro que presentó una traducción hecha con un software gratuito de Internet, por lo que el trabajo era muy malo y cualquier profesor del idioma, por malo o nuevo que fuera se daría cuenta de inmediato; el mismo alumno a la siguiente clase me presentó un trabajo excelente, que se notaba a leguas había sido hecho por un traductor profesional, y que estaba más allá de su capacidad y conocimientos; hubo trabajos de copy/paste de Internet, y durante los exámenes trataban de copiarse unos a otros o de libros cuadernos y acordeones como si fueran niños de secundaria.

No todos mis alumnos ni todos mis grupos fueron así, pero si era una parte importante la que se comportaba de esa manera.

La última clase, mientras entregaba las calificaciones finales, platiqué con ellos, y les hice ver todo lo que había pasado en el semestre; y sin decir nombres repetí todas las faltas que pude recordar. Algunos lo tomaron a broma, pero busqué que pensaran en su futuro, en el futuro de su país y de sus familias; y como su actitud, si no cambiaba ahora, no lo haría fácilmente durante su vida profesional. Varias cosas que les dije: ¿ustedes pondrían su vida en juego con un abogado que engañó y obtuvo un título pero no tiene los conocimientos necesarios?, o ¿dejarían que un contador o administrador sin moral llevara la contabilidad de su negocio?

También les dije que creía que de mis enseñanzas, la más importante no era el idioma, sino

los valores morales que ellos ya deberían mostrar, ya que no eran que aún no saben la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, sino hombres que deberían poner ejemplo y que eran el futuro de nuestro país.

No sé si lo que les dije esa última clase tuvo algún efecto en ellos o no, pero espero que al menos los haya puesto a pensar, y si uno solo de ellos cambió su forma de ver las cosas, consideraré que valió la pena.

Esto me llevó un poco más allá, a tratar de entender que pasaba con la educación cívica en nuestro sistema educativo, y pude ver que ya no se considera como algo primordial, y se relega a segundo término, en cambio cuando mi generación estuvo en primaria y secundaria, era una materia por demás importante y se nos enseñaba o reiteraba lo que en nuestras casas ya se nos había inculcado.; sin embargo, actualmente no es así, hubo incluso uno o dos años en que la materia se eliminó del plan de estudios de la secundaria por parte de la Secretaría de Educación Pública, aunque por suerte ya se volvió a incluir.

Aunque el problema inicia en casa, y en la escuela no se puede sustituir la enseñanza de los padres, creo que debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para cambiar la tendencia de las nuevas generaciones a buscar la salida rápida y el dinero fácil, sin importar si sus acciones son morales/ lícitas. Tal vez sería bueno que las clases de civismo y ética no terminaran en el bachillerato, y se siguieran como parte de la formación universitaria en todas las carreras, y no solo en aquellas de las que forma parte esencial como el derecho.

Si alguno de ustedes lectores es maestro, trate de inculcar estos valores en sus alumnos, aunque no sean parte de su materia de estudio. No quisiera que la respuesta a la pregunta del título fuera un si.

 

Salu2




Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

agosto 2017
L M X J V S D
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: