Posts Tagged ‘Respeto

20
Oct
11

¿Que el gobierno haga algo?

 
Salu2
Carlos.
 
Texto del correo:
 
Cada día escucho más la famosa frase mexicana: ¡Que el gobierno haga algo!  
Tengo un primo que estuvo en el tutelar por asalto a mano armada, después de salir de dicho lugar, estuvo vendiendo “vino adulterado”. Su madre y hermanos estaban felices, por que vendía veneno mezclado con un veneno todavía peor. Decían que era bueno, y que ganaba buen “dinero fácil” con ello.  
¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que en casa dio mi tía a su hijo?  
Tengo un primo que ya padeció sífilis, gonorrea y se infestó de piojos “humanus pubis” (piojos genitales), aunque está casado y tiene ya dos niñas “adora a las prostitutas”. Por suerte en la actualidad está sano (o eso espero), y dice que “ya es especialista en enfermedades de transmisión sexual” (aunque no terminó la escuela preparatoria). Justo hoy fue a gastar otros $550.oo pesos en una ramera, y se mantiene un poco preocupado de no saber si ya contrajo VIH. Su padre (mi tío), a corta edad lo llevó con una prostituta, “para que se hiciera hombrecito” y supiera “qué es estar con una vieja”. 
 ¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que  en casa dio mi tío a su hijo? ¿Por qué mi tío no acudió a donde se les explique sobre educación sexual y no a las “agencias de masajes”? 
Tuve un tío, el “Tío Vicho” (Víctor) que murió hace dos años por alcoholismo, de joven era bravo y broncudo, le llamaban “El Burgués”. El me platicaba como se encerraba con mujeres, pues él “era el chido”, el que cargaba “la cocais“, el guapo y fornido (y claro que de joven lo fue, y de sobra). Se internó en centros de recuperación para drogadictos y alcohólicos cantidad de veces. En una ocasión, estando “en reposo”, él, en casa de mi madre, en la madrugada empezó a gritar: – Las arañas, ¡Maten a las arañas! ¡¡¡Las arañas!!! – cuando corrimos a su recámara mi madre y yo, lo vimos saltar de un lado a otro de la cama, despierto, asustado, con esos ojos gigantes de drogadicto asustado, por fin lo pudimos controlar. ¡En esa limpia recámara no había ningún ataque de arañas gigantes! 
¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la ruta que mi tío fue fortaleciendo entre familia y amigos, hasta lograr su muerte? Mi abuela siempre dijo: Son hombres, deben ser cabrones y viejeros. ¿Esto lo podía corregir el gobierno? ¡Si ni en casa interesó! 
En México, mi país, cada que tenemos un terremoto o inundación la gente se pelea por la ayuda que llega de fuera y del propio gobierno. Mientras algunos tratan de salvar su vida, otros entran a casas de hermanos y vecinos para ver que se roban, de preferencia en la noche, “cuando es más fácil”, sino es que los propios policías, militares y rescatistas encueran las casas. En Japón, hace unas semanas tuvieron una contingencia nuclear, la gente, damnificados, aun con hambre, esperaban formados agua y alimento, ayudaban a quien podían ayudar, “nadie robó nada”, y se publicó a Japón como un pueblo organizado y moral por todo el mundo. Un ejemplo a seguir, un país que “aun con hambre y oliendo muerte” se sabe formar y esperar un turno, donde los ancianos son sabiduría y no un estorbo. ¿Qué podría hacer el gobierno mexicano para corregir a un pueblo desorganizado, indiferente, amoral, semireligioso y conformista, novelero y bebedor? 
Hace unos días, estando dos niños menores de quince años “jugando” en casa, uno embebió al otro con un solvente y le prendió fuego. ¿Necesitamos un policía en la sala – comedor de cada casa? Mientras, en otra colonia, una mujer permitía que su propio amante violara hasta la saciedad a su hija menor de edad, siendo esta testigo ocular y presencial, “para que no buscara el hombre algo en la calle y no le fuera infiel” ella mejor ofrecía a su propia hija. ¿Que el gobierno haga algo? A una mujer no le importa su propia hija, ¿Cómo cambia esto el gobierno?
¿Qué hará el gobierno para tirarnos los televisores a la basura y meternos la cabeza en los buenos libros?
 ¿Qué hará el gobierno para mantener a los treinta vagos, alcohólicos y drogadictos que se juntan en la esquina de mi negocio y de mi casa? Si sus “mamis” los quieren tanto. 
¿Cuál gobierno? ¿El de hace 100 años o el de hoy…? O peor, el gobierno de mañana… donde estarán tus hermanos y nietos… ¿Que el gobierno haga algo?
No estoy de acuerdo en quejarme del gobierno, pues uno u otro partido están “lleno de mexicanos”, como yo, mexicano. Esos que tuvimos una revolución que nos enorgullece, donde soldados por un lado y revolucionarios por el otro violaban ancianas, mujeres y niñas, delante de sus hermanos, maridos e hijos, que después de presenciar el evento serían asesinados, sino torturados antes de esto. Y además, quemaban los cultivos, robaban las gallinas, guajolotes y puercos… los puercos. Mexicanos contra mexicanos, como hoy. 
¡Viva México Cabrones! ¿Viva México? ¿Qué parte de México? ¿Los idiomas indígenas que nos avergüenzan o los tenis Nike que utilizamos? ¡Viva México! ¡Grítalo aquí!, en nuestras fiestas patrias, por que cuando te paras en China o España agachas la cabeza, pa’ que no te vean que eres mexicano.  
El presidente de mi país dice que acabará con el narco… NO, no es así. Cuando los medios de comunicación le piden resultado el no debe de prometer que terminará con los transportadores y productores de la cocaína, debe de pedir que revisen a “sus hijos” las narices pa’ ver que se están metiendo… ¿quién creen que se está aspirando tantas toneladas de polvo blanco? ¿Los extraterrestres? 
¿Qué hará el gobierno para que dos de mis vecinos dejen de querer modificar, pintar y rayar mi propiedad?, ¿Qué hará el gobierno para que mi vecina deje de arrojar los excrementos de sus perros en mi azotea?, ¿Qué hará el gobierno para que mi vecino deje de fumar marihuana junto a mi tanque de gas desde las 8:00am, cuando sus padres se van? 
Que si la policía es corrupta… tengo familiares y amigos policías, y sí, (no todos, pues estamos también llenos de héroes anónimos) pues no entran a ese oficio ni por lo seguro del oficio ni por el sueldo. Los médicos, que recién fueron testeados en examen, no tuvieron aprobación científica ni en 5%… ¿Qué va a hacer el gobierno? ¿Ponerles orejas de burro a todos los que traen batas blancas porque sus pacientes no importan y se mantienen en hospitales solo por las prestaciones, esperando jubilarse tempranamente? 
¿Que el gobierno haga algo? Sí, tienen parte importante, pero organizados no necesitamos ni a un gobierno. El gobierno no es y no puede ser más que “administrador”.
¿Que el gobierno haga algo? ¿Qué va a hacer el gobierno para que tu familia y la mía no insulte ancianos, respete a los niños, evitemos las drogas, enseñemos “valores” en casa? ¿Qué hará el gobierno para que no gastemos “más” de lo que podemos pagar? ¿Cómo el gobierno nos va a “desinflar” estos senos jugosos de grasa por comer 10 veces más calorías de las que requerimos? ¿Cómo el gobierno nos pondrá a caminar 2 kilómetros diarios o a trotar 10 minutos por día? 
¿Que el gobierno haga algo? Producimos los libros para el sur de América, ¡pero en México no se leen!
Me asusta cada persona que dice: ¡Que el gobierno haga algo! 
De cada 10 amigos que egresaron la facultad conmigo, 8 dicen que en la escuela “no les enseñaron nada”, ¿entonces por qué no se salieron? 
Soy José Alfredo xxxxxxxxxxxxxx, Médico Veterinario dedicado a las Pequeñas Especies y Diseñador de Espacios, vivo xxxxxx, trabajo en mi municipio y en xxxxxxxx, hago práctica médica privada, organizo charlas “gratuitas” en parque, iglesias y escuelas sobre biología y mascotas, SOY MEXICANO, pero mi familia y mi pueblo no anda nada bien, tengo miedo por mis 2 hijas y el futuro que les espera. 
Por el gobierno de este sexenio no podremos hacer nada, pero el que viene en 24 años será un ejemplo mundial, porque allí estará un hijo tuyo, y tú, lo educarás de forma ejemplar: con valores, formación científica, calidad humana y decencia.  
Te saluda un hermano mexicano.
  
P.D. Si tú dices: ¿Que el gobierno haga algo?, respeto tu postura, pero no me la comentes.
 
Si compartes mi punto de vista, eres un mexicano responsable y te interesa que millones logremos lo que unos cuantos “NO PUEDEN LOGRAR”, hoy no envíes un chiste y manda esto a “algunos mexicanos” que conozcas.
 
FIN DEL TEXTO
 
Aunque coincido con lo que dice José Alfredo, también estoy conciente que somos muchos los que remamos en contra de esta corriente de culpar de todo al gobierno y esperar que nos resuelva la vida cuando son los valores que inculcamos en nuestros hijos los que harán de México un mejor país. Si te interesa que este mensaje llegue a otros, manda este link a tus amigos ( http://wp.me/p1q1vd-4l ), déjame tus comentarios y luchemos nosotros por mejorar y no esperar que nos resuelvan la vida.
 
Carlos.
 
 
15
Oct
11

Reflexiones de un padre preocupado

Toda mi vida he tratado de vivir con los mismos valores que me enseñaron mis padres; y de la misma forma he tratado de inculcarlos a mis hijos. Uno de ellos, muy importante a nivel familiar, es el respeto a los mayores, y por extensión, el respeto a la autoridad. No sé si nuestra generación ha perdido el camino, o si las generaciones anteriores eran demasiado estrictas, pero yo recuerdo que con una mirada nuestros padres podían controlar nuestras acciones, y en la actualidad a nuestros hijos tenemos que decirles una y mil veces lo que deben o no hacer, y parece que les hablamos en otro idiamo incomprensible para ellos. Hay quien dice que es porque ya no se golpea o castiga a los niños, pero no lo creo; a mi no me dieron más de un par de nalgadas de niño, y solo se requería una mirada o pequeña llamada de atención.  Pero con mis hijos mi tarea ha sido más dificil; el concepto lo entienden, pero parece que no lo quieren aplicar. Mi hija ha preferido dos meses de castigo a pedir una disculpa, y de seguir así, será toda su adolescencia de castigo.

Será la adolescencia?. Yo fuí adolescente alguna vez, y recuerdo haber sido bastanmte rebelde, pero nunca al grado que veo en mis hijos. ¿es su rebeldía buena o mala? hay quien dice que si los sometes, se volveran seguidores, perdedores, agachones, temerosos, etc. y hay quien dice que si no lo haces, sevolveran intolerantes, harán lo que les parezca, perderán todo respeto por autoridades y leyes, y caerán en la corrupción o delincuencia sin ningún tipo de remordimiento. ¿que hacer? No lo sé, lamentablemente no hay escuela para padres que te dé las respuestas correctas; no hay un manual seguro, y cada nilo es distinto. Lo que funciona con uno de mis hijos, es fatal con el otro. La única respuesta que he encontrado es el ensayo-error, pero son demasiados ensayos-errores, y casi nunca el acierto. Tratar de ser un buen padre no ha sido tarea fácil, y no sé si estoy cerca de poder decir que lo soy, más bien me siento cada vez más lejos.

Por otro lado, están las consecuencias de estos esfuerzos. ¿que pasa si hay una diferencia con mi esposa en lo que se debe hacer en un caso determinado? casi siempre la dejo decidir a ella, y apoyo su decisión, pero no siempre es así. Para mantener un frente común, aunque frente a los hijos la apoyo, detrás de cámaras esta la discusión para cambiar la táctica, la solución, el castigo. Y entonces me siento entre la espada y la pared, ¿ser un buen padre y ser un buen esposo son compatibles? quiero creer que si, pero es complicado, ya que cada persona tiene una educación diferente de acuerdo a su familia, y, auqneu sean muy parecidas, nunca son iguales.  Además está la experiencia, ñlos amigos, la escuela, los consejos bienintencionados pero carentes de fundamento, etc.

Al final, la adolescencia de mis hijos afecta mi relación de pareja. loque para ellos puede ser un enojo momentaneo, para nosotros no lo es, y lo qiue para nosotros es un percance sin importancvia, para ellos puede significar todo.

¿Me recordarán mis hijos como un buen padre?¿mi esposa me recirdará como un buen esposo?¿Diran ellos que tuvieron una infancia feliz?¿que sus padres siempre los apoyaron?¿o dirán que sufrieron lo indecible y que sus padres eran unos monstruos?. No lo sé, y tal vez nunca lo sepa, pero seguiré haciendo mi mejor esfuerzo, y un poco más, a pesar de más de una vez haber deseado aventar la toalla.

en fin, son reflexiones y pensamientos en un momento de soledad.

Disculparán los errores de dedo y quizá falta de coherencia y continuidad, pero esta vez en lugar de usar la mente para escribir, lo hice con el corazón, y no creo que me haya salido tan bien. No editaré ni revisaré este texto antes de publicarlo para no quitarle su escencia, tal vez lo relea en unas semanas.

Carlos.

06
Jun
11

La oración del Padre Farinello hace 15 años.

Hace algún tiempo escribí acerca de la oración del Padre Luis Farinello en el congreso Argentino. Recibí algunos comentarios, y uno en especial llamó mi atención. En este me decían que la oración no era original del Padre Farinello, sino que la había leído el Pastor Joe Wright en la inauguración de sesiones del senado de Kansas.

Joe Wright

Para escribir el primer artículo, me tomé mi tiempo y realicé una investigación para conocer la veracidad del mismo, y al comprobar que había sucedido y estaba en varios diarios argentinos lo publiqué.

En este caso hice lo mismo, pero un poco más rápido para poder contestar a la persona que me había hecho el favor de corregir mi error, y encontré, primero, que Joe Wright es o era Pastor en la Central Christian Church enn Wichita, también encontré varios artículos referentes a esta oración, con diversas versiones. En varias de ellas se citaba al periódico Kansas City Star, pero no pude encontrar nada en sus archivos.

No estoy 100% seguro del origen, pero una cosa es cierta, la oración sí es anterior a la del Padre Farinello. En unos casos se menciona que la leyó el Pastor Joe Wright en la apertura de sesiones del senado, el 24 de enero de 1996, y otra versión dice que fue el 23 de enero del mismo año, pero no en el senado, sino en la Kansas House en Topeka. En ambos casos se menciona lo mismo, abrió las sesiones con esta oración, y al menos uno de los presentes se levantó y salió de la sala, y al retirarse Joe Wright, hubo una gran respuesta (mala) de muchos de los presentes. También se habla de llamadas a su iglesia, más de 5 mil con una reacción positiva, y que la oración fue leída en un programa de radio posteriormente, con una respuesta entusiasta de los radioescuchas.  Por último, en varios lugares leí, y uno incluso citaba que había sido escrito por el mismo Joe Wright, que la oración no era 100% suya, sino que estaba basada en una oración (“A Prayer of Repentance”), que había sido escrita por su amigo el pastor Bob Russell de la Southeast Christian Church de Lousville, Kentucky en 1995, quien a su vez la había usado en un desayuno (the Kentucky governor’s prayer breakfast in Frankfurt). Considero que no importa cual de las versiones es la cierta, ya que las diferencias son mínimas, y, aunque sí es bueno el adjudicar la oración al creador y no a otros, lo importante principalmente es el mensaje.

La primera versión, la de Bob Russell, no la encontré en ningún lado, solo menciones a la misma; la segunda versión, la de Joe Wright, la escribió, según leí, tomando extractos de la de Bob Russell y adaptándola en su propia versión, para leerla en la apertura de sesiones.

La tercer versión, 15 años después, del Padre Farinello, tampoco es exactamente igual, aunque el mensaje es el mismo. Hemos actuado mal y buscamos justificantes para lo que hacemos.

Creo que tenemos mucho camino por andar para regresar al camino correcto.

Gracias Paco por mostrarme esta versión de la oración.

En esta liga  http://www.youtube.com/watch?v=5MR1KSscKKc&feature=related podemos ver el video con sonido en inglés y la traducción al español, y reproduzco esta versión en inglés de la oración. Sé que les gustará:

Heavenly Father, we come before you today to ask Your forgiveness and to seek Your direction and guidance. We know Your Word says, “Woe to those who call evil good,” but that is exactly what we have done. We have lost our spiritual equilibrium and reversed our values.
We confess:
We have ridiculed the absolute truth of Your Word and called it Pluralism.
We have worshipped other gods and called it multiculturalism.
We have endorsed perversion and called it alternative lifestyle.
We have exploited the poor and called it the lottery.
We have rewarded laziness and called it welfare.
We have killed our unborn and called it choice.
We have shot abortionists and called it justifiable.
We have neglected to discipline our children and called it building self-esteem.
We have abused power and called it politics.
We have coveted our neighbor’s possessions and called it ambition.
We have polluted the air with profanity and pornography and called it freedom of expression.
We have ridiculed the time-honored values of our forefathers and called it enlightenment.
Search us, Oh God, and know our hearts today; cleanse us from every sin and set us free.
Guide and bless these men and women who have been sent to direct us to the center of your will. I ask it in the Name of Your Son, the living Savior, Jesus Christ.
Amen.

 

20
Abr
11

El Respeto

Los valores son muchos y, aunque en cada cultura, o  religión, pueden ser diferentes, la base siempre es similar, ya que son los valores lo que permiten al ser humano vivir en sociedad. Ya hablamos de integridad y honestidad, que es uno de los más importantes, pero la lista puede ser casi tan grande como queramos. En esta lista menciono algunos, y quizá más adelante agregue otros:

Honestidad, Responsabilidad, Solidaridad, Respeto, Sinceridad, Lealtad ,Gratitud,  Generosidad y Empatía entre otros.

Hoy nos enfocaremos en el Respeto. Hablar de respeto, implica, como en casi todos los valores, hablar de los demás. El respeto implica el establecer límites a que podemos y que no podemos hacer; implica el valorar a otros individuos, aceptarlos y reconocer sus derechos. Se manifiesta no solo hacia leyes o personas, sino a la autoridad, como en el caso de los niños, hacia sus padres y maestros (un respeto cada vez menos mostrado en la actualidad).

El respeto, junto con otros valores, permite a las sociedades convivir en paz y armonía, recordemos la frase célebre pronunciada por Benito Juárez “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Por otro lado, la falta de respeto, lo único que genera es violencia, ya sea física o verbal. Los niños que no fueron educados en el respeto, comienzan por molestar a sus compañeros (el tan mencionado bullying en las escuelas), o el no acatar indicaciones de maestros, e incluso retarlos abiertamente. He visto niños que molestan e insultan a otros, y no solo no son corregidos por sus padres, sino que son motivados a hacerlo. Igualmente retan a sus maestros, y el padre en vez de corregir al niño, exige a la escuela que despidan al profesor, haciendo creer al niño que lo que hace está bien. Estos niños pueden crecer sin tener el menor respeto por sus semejantes ni la autoridad; cuando jóvenes empiezan por cometer pequeños actos vandálicos, y pueden caer en la delincuencia, ya que creen que no solo no es necesario mostrar respeto por leyes y autoridades, sino que creen que está bien el no tener respeto, ya que eso les da más poder. ¿Cuántas veces no hemos visto reportajes en la televisión donde la policía persigue a un delincuente al que, como se dice coloquialmente, “agarraron con las manos en la masa”, y este delincuente es escondido y protegido por sus familiares, y sale la madre a decir que su hijo es puro y santo, y que la policía solo lo agarra cada vez que quieren, sin que haya hecho nada; al parecer dicho joven nunca supo respetar nada y no se le enseñó que sus actos tienen consecuencias. Más adelante, si estos jóvenes no caen en la delincuencia, de adultos siguen comportándose de la misma manera, y en sus empleos, si llegan a tener personal a su cargo, lo tratan con desprecio, con insultos y amenazas, y en algunos casos caen en el acoso sexual.

No soy experto en psicología, pero el patrón es fácil de identificar, y lo he visto constantemente en el ámbito profesional, jefes que gritan e insultan, y personal que vive en el miedo de ser agredido verbalmente y despedido de su trabajo. En las calles de la ciudad es común ver a los automovilistas que no respetan señales de tránsito, bloquean calles, no respetan al peatón, y se insultan unos a otros, pero igualmente vemos peatones que no respetan las leyes de tránsito, cruzan corriendo las calles poniendo en riesgo su vida, no respetan al automovilista (recordemos que el respeto es un camino de dos sentidos), y cuando sucede un accidente, invariablemente culpan al conductor indicando que venía a exceso de velocidad. En fin, la falta de respeto a otros en nuestra sociedad es un cáncer que nos está acabando poco a poco.

¿Que podemos hacer? En principio respetar a nuestros semejantes 8aquí entra otro valor, la tolerancia). Enseñar a nuestros hijos a respetar a los demás, a sus mayores, a la autoridad, a otros niños. Empecemos con cosas fáciles. Y dejemos que se hagan costumbre, al caminar cruzar las calles solo en esquinas, si vamos en auto, respetar los pasos peatonales, y llegará el momento en que todos vean mal al que no lo hace y, aunque sea por vergüenza, estas personas empiecen a actuar de manera correcta.




Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

agosto 2017
L M X J V S D
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: