07
Jun
11

El estacionamiento


Ayer tuve que visitar una oficina en la col. Del Valle. Es bastante difícil encontrar lugar para estacionarse en la zona, y me estacione a dos cuadras en un estacionamiento público. Siempre he creído que es más barato pagar una o dos horas de estacionamiento, que un carro nuevo en caso que me lo robaran, lo mismo si solo le roban partes, y, aunque lo tenga asegurado siempre hay un pago de deducible, así que prefiero los estacionamientos, sin embargo, en muchas ocasiones es toda una aventura el dejar el auto en un lugar de estos.

Lo primero que hago antes de bajar del auto, es revisar si traigo discos compactos (cds), cuantos y cuales, ya que en más de una ocasión me los han robado. En una ocasión se llevaron todas las cajas de los cds, sin darse cuenta que estaban vacías, ya que los cds estaban dentro del aparato de sonido. También veo si tengo algunas monedas en el cenicero, y las retiro todas, ya que también me las han robado. Por último, al entregar el auto, menciono a la persona que me lo recibe, que mis lentes para sol se encuentran en el auto, junto con mis discos, se los muestro, y camino alrededor del auto para que verifiquemos juntos si tiene algún golpe o rayón en la pintura.

Todas estas precauciones, son solo parte de la aventura; al regresar al estacionamiento, se repite la rutina en sentido inverso, y hace ya un rato que no me roban nada (además de discos, me han robado libros, la llanta de refacción, y hasta me cambiaron la batería en una ocasión).

Pero ahí no para todo. El día de ayer que estuve en esta oficina, al regresar por mi auto, entregué el boleto para que me realizaran el cobro en la caja, y, mi error, no realicé mi rutina de, frente al cajero, revisar la hora de entrada, revisar mi reloj, hacer el cálculo de cuanto debo de pagar  y decirlo antes de entregarle mi boleto. Gracias a esta rutina, hace mucho que no me cobraban de más, pero ayer fue la excepción: entregué mi boleto, y cuando me dijeron la cantidad a pagar, caí en cuenta que no había hecho mi rutina, así que antes de pagar, hice las cuentas y ví que me estaban cobrando de más. Se lo comenté de manera amable al cajero, preguntando si no había cometido un error, ya que yo creía que era menos. Sin la menor vacilación, contesto rotundamente que no, que eso era lo que debía pagar. Entonces le comenté que había estado menos tiempo, y que el monto debería ser menor. Tomó el boleto lo vió, y repitió que no. Entonces ya molesto, le pedí que me dejara ver la hora marcada en el boleto, para demostrarle que estaba equivocado. Me dijo que el ya lo había verificado y que era correcto, y se negó a enseñarme el boleto. Para no alargar la historia, pagué lo que me dijo, y esperé que me entregaran mi auto. Al llegar, realicé mi rutina de revisión, ahora más detallada y tardada que de costumbre, llegando a revisar si no faltaba la herramienta y la llanta de refacción. El chofer que me entregó el auto comento un poco en son de broma que si desconfiaba, que ahí no eran rateros, y mi respuesta fue que no desconfiaba de él, sino del cajero que sí era un ratero, y me disculpé por no darle propina, pidiéndole que se la cobrara al cajero del dinero que me había robado. Acto seguido salí del estacionamiento, molesto conmigo mismo por no haber podido evitar que me robaran.

El alcalde en Don Gato

Me sentí el alcalde de Don Gato: me acaban de timar, de estafar de engañar, de asaltar y de robar. ¡Me vieron la cara!

¿Qué pasa con esta gente que roba de manera descarada? Para evitarle una situación penosa al cajero, le ofrecí una salida pidiéndole que verificara para ver si no había cometido un error. En muchos casos esto me funcionó, ofrecieron disculpas y me cobraron lo correcto, pero este señor ratero, le importó poco, y con todo el descaro del mundo me robó. No fue mucho dinero, de hecho era el equivalente a lo que hubiera dado de propina, pero el hecho es que el señor no tiene valores, integridad, honestidad, honradez ni nada que se le parezca, y se la ha de aplicar a todos o muchos de los automovilistas, y si multiplicamos 7 pesos por auto, si se anda robando una cantidad grande por día, me atrevería a asegurar que más de 3 veces el salario mínimo.

La parte buena es que muchos estacionamientos han instalado sistemas en los que en una pantalla se vé el monto total a pagar, y los cajeros ya no pueden hacer de las suyas, sin embargo, aún existen muchos de estos estacionamientos donde el cajero saca la cuenta y cobra, en muchas ocasiones con “errores” a su favor.

Mis recomendaciones:

1.- Antes de bajar del auto verifiquen que objetos de valor hay en el mismo, no solo los propios, a veces la esposa o los hijos dejan algo.

2.- No dejen cosas de alto valor (ipods, computadoras, celulares), ya que aunque los reporten, son susceptibles de robo, y es bastante engorroso tratar de recuperarlos o que los pague el estacionamiento.

3.- Reporten todo lo que dejen y que se anote en el boleto.

4.- Revisen su auto por fuera al entregarlo y al recibirlo.

5.-Revisen su boleto antes de entregarlo al cajero, sacando la cuenta exacta de lo que deben pagar.

En un mundo ideal con gente honesta, nada de esto sería necesario. Aunque nunca hemos estado en un mundo ideal, creo que antes esto no pasaba, ojalá y recuperemos esos valores que se tenían antes y nos permitían una mejor convivencia.

Salu2

Anuncios

4 Responses to “El estacionamiento”


  1. junio 10, 2011 en 12:54 pm

    MI QUIERIDO CHARLY EN EFECTO HAY VARIOS DE ESTOS ESTACIONAMIENTOS QUE TIENEN ESTAS PRACTICAS, Y AUNQUE ES MUY DIFICIL REGULARLOS, NOSOTROS CON NO ASISTIR, EVITAMOS QUE ESTAS PERSONAS NOS ENGAÑEN Y ROBEN, YO ME PREGUNTO CUANDO TU VAS A SACAR UNA LICENCIA DE CONSTRUCCION NO TE PIDEN CAJONES DE ESTACIONAMIENTOS SUFICIENTES, Y PUES BASANDOSE EN LA INSEGURIDAD AHORA RESULTA QUE NOS COBRAN, BUEN NEGOCIO NO? AHI RECONOZCO QUE DEBIMOS EN SU MOMENTO OPONERNOS A ESTAS MEDIDAS DE ROBO, BUENO DE CUIDAR NUESTROS AUTOS DICEN ELLOS, EN FIN MEXICO TENEMOS QUE RECOBRAR ALGO DE NUESTROS VALORES QUE SE HAN PERDIDO…SALUDOS

    • junio 15, 2011 en 8:32 am

      Como siempre gracias por tus comentarios Paco!. un saludo!

  2. 3 Gris Bustamante
    junio 7, 2011 en 9:36 pm

    Carlos.
    Hay un teléfono de la PROFECO si levantas un queja si funciona!! Saludos, yo me la vivo llenado quejas en el super, en el banco, en los hospitales bueno las personas que dan un servicio no saben ni que lo dan, así está la situación, mientras a seguir educando, con los motes de jefe, guera, madrecita bueno bueno, sustituyen cualquier tipo de protocolo de servicio, creyendo que así está todo bien y lo peor es que nadie o muy pocos les llaman la atención, me molestan mucho a mi también y sabes Carlos como dice Aguilar Camil hay que decirles por su adjetivo calificativo, rateros sin educación, ignorantes, en fin
    Saludos y gracias por los tips.

    • junio 15, 2011 en 8:31 am

      Gracias Gris. Más de una vez me he quejado en la profeco, pero siempre hje creído mejor prevenir, y como hace mucho no me pasaba una situación de este tipo no reaccioné en el momento. Ahora, como comentas, a las cosdas hay que llamarlas por su nombre (o a las personas). en este caso si roban, son rateros. no hay una mejor palabra (si hay varias que se me ocurren, pero procuro no publicar palabras altisonantes). Gracias de nuevo.
      Salu2.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: