Posts Tagged ‘confianza

20
Oct
11

¿Que el gobierno haga algo?

 
Salu2
Carlos.
 
Texto del correo:
 
Cada día escucho más la famosa frase mexicana: ¡Que el gobierno haga algo!  
Tengo un primo que estuvo en el tutelar por asalto a mano armada, después de salir de dicho lugar, estuvo vendiendo “vino adulterado”. Su madre y hermanos estaban felices, por que vendía veneno mezclado con un veneno todavía peor. Decían que era bueno, y que ganaba buen “dinero fácil” con ello.  
¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que en casa dio mi tía a su hijo?  
Tengo un primo que ya padeció sífilis, gonorrea y se infestó de piojos “humanus pubis” (piojos genitales), aunque está casado y tiene ya dos niñas “adora a las prostitutas”. Por suerte en la actualidad está sano (o eso espero), y dice que “ya es especialista en enfermedades de transmisión sexual” (aunque no terminó la escuela preparatoria). Justo hoy fue a gastar otros $550.oo pesos en una ramera, y se mantiene un poco preocupado de no saber si ya contrajo VIH. Su padre (mi tío), a corta edad lo llevó con una prostituta, “para que se hiciera hombrecito” y supiera “qué es estar con una vieja”. 
 ¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que  en casa dio mi tío a su hijo? ¿Por qué mi tío no acudió a donde se les explique sobre educación sexual y no a las “agencias de masajes”? 
Tuve un tío, el “Tío Vicho” (Víctor) que murió hace dos años por alcoholismo, de joven era bravo y broncudo, le llamaban “El Burgués”. El me platicaba como se encerraba con mujeres, pues él “era el chido”, el que cargaba “la cocais“, el guapo y fornido (y claro que de joven lo fue, y de sobra). Se internó en centros de recuperación para drogadictos y alcohólicos cantidad de veces. En una ocasión, estando “en reposo”, él, en casa de mi madre, en la madrugada empezó a gritar: – Las arañas, ¡Maten a las arañas! ¡¡¡Las arañas!!! – cuando corrimos a su recámara mi madre y yo, lo vimos saltar de un lado a otro de la cama, despierto, asustado, con esos ojos gigantes de drogadicto asustado, por fin lo pudimos controlar. ¡En esa limpia recámara no había ningún ataque de arañas gigantes! 
¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la ruta que mi tío fue fortaleciendo entre familia y amigos, hasta lograr su muerte? Mi abuela siempre dijo: Son hombres, deben ser cabrones y viejeros. ¿Esto lo podía corregir el gobierno? ¡Si ni en casa interesó! 
En México, mi país, cada que tenemos un terremoto o inundación la gente se pelea por la ayuda que llega de fuera y del propio gobierno. Mientras algunos tratan de salvar su vida, otros entran a casas de hermanos y vecinos para ver que se roban, de preferencia en la noche, “cuando es más fácil”, sino es que los propios policías, militares y rescatistas encueran las casas. En Japón, hace unas semanas tuvieron una contingencia nuclear, la gente, damnificados, aun con hambre, esperaban formados agua y alimento, ayudaban a quien podían ayudar, “nadie robó nada”, y se publicó a Japón como un pueblo organizado y moral por todo el mundo. Un ejemplo a seguir, un país que “aun con hambre y oliendo muerte” se sabe formar y esperar un turno, donde los ancianos son sabiduría y no un estorbo. ¿Qué podría hacer el gobierno mexicano para corregir a un pueblo desorganizado, indiferente, amoral, semireligioso y conformista, novelero y bebedor? 
Hace unos días, estando dos niños menores de quince años “jugando” en casa, uno embebió al otro con un solvente y le prendió fuego. ¿Necesitamos un policía en la sala – comedor de cada casa? Mientras, en otra colonia, una mujer permitía que su propio amante violara hasta la saciedad a su hija menor de edad, siendo esta testigo ocular y presencial, “para que no buscara el hombre algo en la calle y no le fuera infiel” ella mejor ofrecía a su propia hija. ¿Que el gobierno haga algo? A una mujer no le importa su propia hija, ¿Cómo cambia esto el gobierno?
¿Qué hará el gobierno para tirarnos los televisores a la basura y meternos la cabeza en los buenos libros?
 ¿Qué hará el gobierno para mantener a los treinta vagos, alcohólicos y drogadictos que se juntan en la esquina de mi negocio y de mi casa? Si sus “mamis” los quieren tanto. 
¿Cuál gobierno? ¿El de hace 100 años o el de hoy…? O peor, el gobierno de mañana… donde estarán tus hermanos y nietos… ¿Que el gobierno haga algo?
No estoy de acuerdo en quejarme del gobierno, pues uno u otro partido están “lleno de mexicanos”, como yo, mexicano. Esos que tuvimos una revolución que nos enorgullece, donde soldados por un lado y revolucionarios por el otro violaban ancianas, mujeres y niñas, delante de sus hermanos, maridos e hijos, que después de presenciar el evento serían asesinados, sino torturados antes de esto. Y además, quemaban los cultivos, robaban las gallinas, guajolotes y puercos… los puercos. Mexicanos contra mexicanos, como hoy. 
¡Viva México Cabrones! ¿Viva México? ¿Qué parte de México? ¿Los idiomas indígenas que nos avergüenzan o los tenis Nike que utilizamos? ¡Viva México! ¡Grítalo aquí!, en nuestras fiestas patrias, por que cuando te paras en China o España agachas la cabeza, pa’ que no te vean que eres mexicano.  
El presidente de mi país dice que acabará con el narco… NO, no es así. Cuando los medios de comunicación le piden resultado el no debe de prometer que terminará con los transportadores y productores de la cocaína, debe de pedir que revisen a “sus hijos” las narices pa’ ver que se están metiendo… ¿quién creen que se está aspirando tantas toneladas de polvo blanco? ¿Los extraterrestres? 
¿Qué hará el gobierno para que dos de mis vecinos dejen de querer modificar, pintar y rayar mi propiedad?, ¿Qué hará el gobierno para que mi vecina deje de arrojar los excrementos de sus perros en mi azotea?, ¿Qué hará el gobierno para que mi vecino deje de fumar marihuana junto a mi tanque de gas desde las 8:00am, cuando sus padres se van? 
Que si la policía es corrupta… tengo familiares y amigos policías, y sí, (no todos, pues estamos también llenos de héroes anónimos) pues no entran a ese oficio ni por lo seguro del oficio ni por el sueldo. Los médicos, que recién fueron testeados en examen, no tuvieron aprobación científica ni en 5%… ¿Qué va a hacer el gobierno? ¿Ponerles orejas de burro a todos los que traen batas blancas porque sus pacientes no importan y se mantienen en hospitales solo por las prestaciones, esperando jubilarse tempranamente? 
¿Que el gobierno haga algo? Sí, tienen parte importante, pero organizados no necesitamos ni a un gobierno. El gobierno no es y no puede ser más que “administrador”.
¿Que el gobierno haga algo? ¿Qué va a hacer el gobierno para que tu familia y la mía no insulte ancianos, respete a los niños, evitemos las drogas, enseñemos “valores” en casa? ¿Qué hará el gobierno para que no gastemos “más” de lo que podemos pagar? ¿Cómo el gobierno nos va a “desinflar” estos senos jugosos de grasa por comer 10 veces más calorías de las que requerimos? ¿Cómo el gobierno nos pondrá a caminar 2 kilómetros diarios o a trotar 10 minutos por día? 
¿Que el gobierno haga algo? Producimos los libros para el sur de América, ¡pero en México no se leen!
Me asusta cada persona que dice: ¡Que el gobierno haga algo! 
De cada 10 amigos que egresaron la facultad conmigo, 8 dicen que en la escuela “no les enseñaron nada”, ¿entonces por qué no se salieron? 
Soy José Alfredo xxxxxxxxxxxxxx, Médico Veterinario dedicado a las Pequeñas Especies y Diseñador de Espacios, vivo xxxxxx, trabajo en mi municipio y en xxxxxxxx, hago práctica médica privada, organizo charlas “gratuitas” en parque, iglesias y escuelas sobre biología y mascotas, SOY MEXICANO, pero mi familia y mi pueblo no anda nada bien, tengo miedo por mis 2 hijas y el futuro que les espera. 
Por el gobierno de este sexenio no podremos hacer nada, pero el que viene en 24 años será un ejemplo mundial, porque allí estará un hijo tuyo, y tú, lo educarás de forma ejemplar: con valores, formación científica, calidad humana y decencia.  
Te saluda un hermano mexicano.
  
P.D. Si tú dices: ¿Que el gobierno haga algo?, respeto tu postura, pero no me la comentes.
 
Si compartes mi punto de vista, eres un mexicano responsable y te interesa que millones logremos lo que unos cuantos “NO PUEDEN LOGRAR”, hoy no envíes un chiste y manda esto a “algunos mexicanos” que conozcas.
 
FIN DEL TEXTO
 
Aunque coincido con lo que dice José Alfredo, también estoy conciente que somos muchos los que remamos en contra de esta corriente de culpar de todo al gobierno y esperar que nos resuelva la vida cuando son los valores que inculcamos en nuestros hijos los que harán de México un mejor país. Si te interesa que este mensaje llegue a otros, manda este link a tus amigos ( http://wp.me/p1q1vd-4l ), déjame tus comentarios y luchemos nosotros por mejorar y no esperar que nos resuelvan la vida.
 
Carlos.
 
 
Anuncios
28
Mar
11

El robo entre amigos

Hoy iba a escribir algo que estaba preparando sobre el respeto, pero voy a dejarlo para otra ocasión. Les hablaré un poco los amigos de mi hijo.

La semana pasada salió en un campamento de 3 dias y dos noches organizado por su escuela, dado que los niños están por terminar sexto año de primaria, y se conocen de hace al menos 6 años (algunos más). Era una oportunidad para que los niños convivieran entre sí, en un ambiente fuera de la escuela, sin padres ni maestros (iban algunos maestros por cuestiones de la SEP), y los niños salieron contentos al campamento.

El viernes por la noche regresaron a la ciudad, todos muy contentos de lo vivido, y comentando que había valido la pena. Los papás felices de ver a nuestros hijos contentos de haber vivido una experiencia nueva.

Ahora, como en todas las entradas de este blog, pasaremos a los valores. Mi hijo regresó sin una playera de sus favoritas. Podríamos creer que por error alguien más la guardó entre sus cosas al empacar, pero no fue así, y ahora leerán porqué: También desapareció el dinero que llevaba para comprar dulces en la tienda del lugar, LO ROBARON. No fue el único niño que se quedó sin dinero, a otro de sus amigos, le pasó lo mismo, y tal vez esta semana me entere de algunos más, ya que solo han pasado dos días y no he platicado con muchos padres. El tercer problema: para muchas de las actividades del campamento, tenía que despojarse de sus anteojos, para evitar algún accidente, y en una de esas ocasiones, los guardó en la cangurera de otro de sus amigos que también usa anteojos y consideraron que era seguro, ya que así no se perderían. Al terminar la actividad buscaron los anteojos, y la cangurera ya no tenía el dinero del niño, ni los anteojos de mi hijo, aunque los anteojos del otro niño si estaban. Por último, llevó una toalla nueva con un personaje que le gusta, y que mostró a sus amigos el primer día. Esta toalla también fue robada.

Después de pensarlo mucho tiempo concluí que el dinero sí fue robado, la toalla sí fue robada, aunque la playera y los anteojos, aunque también considero que los robaron, ya no fue por obtener algún beneficio, o tener un objeto que deseaban, sino que fue por ocasionar un daño a mi hijo.

Hablamos de niños de 12 años, que se conocen de hace mucho tiempo, y que los padres nos conocemos, y en muchos casos incluso hay una amistad. Me queda claro que esto no fue hecho por los niños con los que convive diariamente, ni por aquellos con los que tenemos amistad de años, incluso a nivel padres. ¿Quién o quienes lo hicieron? No creo que lo vaya a saber, pero si creo que si mi hijo llegara a casa con una toalla que no es la suya, trataría de averiguar de quien es para devolverla. Probablemente el niño dirá que se la regalaron o que la ganó como premio en el campamento, pero no creo que sea el niño quien hizo esto por si mismo, creo que lo hizo debido a la educación que está recibiendo en su casa. No le han enseñado valores, ética, honestidad, etc. Debe ser una familia en la que impera le ley del más fuerte, quizá incluso con violencia doméstica. Uno o ambos padres carentes de escrúpulos y de valores, o quizá sea una “familia”, y lo pongo así entre comillas, porque no se si ese sería el término correcto, en la que los padres no se preocupan por los hijos, no les prestan la menor atención, no saben lo que hacen o dejan de hacer, y tal vez sea la forma en la que el niño busca tener un poco de atención.

Algunos pueden creer que no fué un niño, sino alguien más en el campamento, pero les puedo decir que no se habían dado robos en el lugar, no había niños de otras escuelas, y lo de los anteojos es claro indicio de que no era el dinero el único fin.

Lo único que me queda claro es que estamos preparando a nuestros hijos con una serie de valores que otros no tienen, y nunca faltará el que se quiera aprovechar de eso (vean el comentario de Jesús en about). Lo que estamos haciendo como padres ahora, es enseñar a nuestros hijos que deben vivir con esos valores, pero al mismo tiempo deben saber que hay otros que carecen de ellos y deben saber defenderse.

Algo malo que sale de aquí, es que un niño que confiaba en sus amigos ciegamente, ahora cree que no puede confiar en nadie, y eso es algo que puede tener consecuencias a futuro.

Sigo convencido que lo mejor es enseñarles todo lo que su abuelo me enseño, y agregarle que deben tener cuidado, ya que el mundo no es ideal, y existen personas que actúan totalmente en contra de lo que yo les enseño.

Salu2 de un padre enojado.




Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: