Posts Tagged ‘Engaño

07
Jun
11

El estacionamiento

Ayer tuve que visitar una oficina en la col. Del Valle. Es bastante difícil encontrar lugar para estacionarse en la zona, y me estacione a dos cuadras en un estacionamiento público. Siempre he creído que es más barato pagar una o dos horas de estacionamiento, que un carro nuevo en caso que me lo robaran, lo mismo si solo le roban partes, y, aunque lo tenga asegurado siempre hay un pago de deducible, así que prefiero los estacionamientos, sin embargo, en muchas ocasiones es toda una aventura el dejar el auto en un lugar de estos.

Lo primero que hago antes de bajar del auto, es revisar si traigo discos compactos (cds), cuantos y cuales, ya que en más de una ocasión me los han robado. En una ocasión se llevaron todas las cajas de los cds, sin darse cuenta que estaban vacías, ya que los cds estaban dentro del aparato de sonido. También veo si tengo algunas monedas en el cenicero, y las retiro todas, ya que también me las han robado. Por último, al entregar el auto, menciono a la persona que me lo recibe, que mis lentes para sol se encuentran en el auto, junto con mis discos, se los muestro, y camino alrededor del auto para que verifiquemos juntos si tiene algún golpe o rayón en la pintura.

Todas estas precauciones, son solo parte de la aventura; al regresar al estacionamiento, se repite la rutina en sentido inverso, y hace ya un rato que no me roban nada (además de discos, me han robado libros, la llanta de refacción, y hasta me cambiaron la batería en una ocasión).

Pero ahí no para todo. El día de ayer que estuve en esta oficina, al regresar por mi auto, entregué el boleto para que me realizaran el cobro en la caja, y, mi error, no realicé mi rutina de, frente al cajero, revisar la hora de entrada, revisar mi reloj, hacer el cálculo de cuanto debo de pagar  y decirlo antes de entregarle mi boleto. Gracias a esta rutina, hace mucho que no me cobraban de más, pero ayer fue la excepción: entregué mi boleto, y cuando me dijeron la cantidad a pagar, caí en cuenta que no había hecho mi rutina, así que antes de pagar, hice las cuentas y ví que me estaban cobrando de más. Se lo comenté de manera amable al cajero, preguntando si no había cometido un error, ya que yo creía que era menos. Sin la menor vacilación, contesto rotundamente que no, que eso era lo que debía pagar. Entonces le comenté que había estado menos tiempo, y que el monto debería ser menor. Tomó el boleto lo vió, y repitió que no. Entonces ya molesto, le pedí que me dejara ver la hora marcada en el boleto, para demostrarle que estaba equivocado. Me dijo que el ya lo había verificado y que era correcto, y se negó a enseñarme el boleto. Para no alargar la historia, pagué lo que me dijo, y esperé que me entregaran mi auto. Al llegar, realicé mi rutina de revisión, ahora más detallada y tardada que de costumbre, llegando a revisar si no faltaba la herramienta y la llanta de refacción. El chofer que me entregó el auto comento un poco en son de broma que si desconfiaba, que ahí no eran rateros, y mi respuesta fue que no desconfiaba de él, sino del cajero que sí era un ratero, y me disculpé por no darle propina, pidiéndole que se la cobrara al cajero del dinero que me había robado. Acto seguido salí del estacionamiento, molesto conmigo mismo por no haber podido evitar que me robaran.

El alcalde en Don Gato

Me sentí el alcalde de Don Gato: me acaban de timar, de estafar de engañar, de asaltar y de robar. ¡Me vieron la cara!

¿Qué pasa con esta gente que roba de manera descarada? Para evitarle una situación penosa al cajero, le ofrecí una salida pidiéndole que verificara para ver si no había cometido un error. En muchos casos esto me funcionó, ofrecieron disculpas y me cobraron lo correcto, pero este señor ratero, le importó poco, y con todo el descaro del mundo me robó. No fue mucho dinero, de hecho era el equivalente a lo que hubiera dado de propina, pero el hecho es que el señor no tiene valores, integridad, honestidad, honradez ni nada que se le parezca, y se la ha de aplicar a todos o muchos de los automovilistas, y si multiplicamos 7 pesos por auto, si se anda robando una cantidad grande por día, me atrevería a asegurar que más de 3 veces el salario mínimo.

La parte buena es que muchos estacionamientos han instalado sistemas en los que en una pantalla se vé el monto total a pagar, y los cajeros ya no pueden hacer de las suyas, sin embargo, aún existen muchos de estos estacionamientos donde el cajero saca la cuenta y cobra, en muchas ocasiones con “errores” a su favor.

Mis recomendaciones:

1.- Antes de bajar del auto verifiquen que objetos de valor hay en el mismo, no solo los propios, a veces la esposa o los hijos dejan algo.

2.- No dejen cosas de alto valor (ipods, computadoras, celulares), ya que aunque los reporten, son susceptibles de robo, y es bastante engorroso tratar de recuperarlos o que los pague el estacionamiento.

3.- Reporten todo lo que dejen y que se anote en el boleto.

4.- Revisen su auto por fuera al entregarlo y al recibirlo.

5.-Revisen su boleto antes de entregarlo al cajero, sacando la cuenta exacta de lo que deben pagar.

En un mundo ideal con gente honesta, nada de esto sería necesario. Aunque nunca hemos estado en un mundo ideal, creo que antes esto no pasaba, ojalá y recuperemos esos valores que se tenían antes y nos permitían una mejor convivencia.

Salu2

Anuncios
03
Jun
11

Clonando dinosaurios y tarjetas

The sixth day, Arnold Schwarzenegger

Cada vez que escucho la palabra clonación, vienen a mi mente varias cosas; la oveja Dolly, los dinosaurios de Parque Jurásico, el sexto día de Arnold Schwarzenegger, y la canción “My clone sleeps alone” de Pat Benatar http://www.youtube.com/watch?v=-R7LaLaKAGM. El primer caso se trata de ciencia pura, el primer mamífero clonado por allá de 1993. Los otros 3 son ciencia ficción, siendo mi favorito Parque Jurásico, el libro, más que la película, ya que Michael Crichton tenía un don especial para cautivar al lector y hacerlo pensar que lo que escribía era 100% posible con las bases científicas que daba.

En la actualidad, cuando se habla de clonación, la mayoría de la gente en nuestro país piensa primero en delitos, más que en cuestiones de ciencia.

Clonación

Martha Debayle

Escuchaba el programa de Martha Debayle en el radio (96.9 fm), y tenía como invitados a  Ricardo Rodríguez, Subprocurador de servicios de PROFECO; Eduardo Muriel. Director de Blindaje Empresarial; Marco Carrera Vocero de la CONDUSEF; Jesús Rodríguez, Subprocurador de Averiguaciones Previas de la procuraduría capitalina y Miguel Leyva, Fiscal de delitos financieros de la PGJDF y hablaban de tipos de fraude que existen, tales como malversación de activos, fraudes contables y corrupción. Dentro de estos se habló principalmente de la clonación de tarjetas, el uso de cheques de cuentas falsas, usurpación de identidad, los productos maravillosos/ milagrosos, y por último, los fraudes a empresas.

Cada uno de los temas que tocaron, merece una mención propia, y trataré de escribir sobre cada uno; en esta ocasión nos referiremos a la clonación de tarjetas. Primero algunos datos que nos dio Martha:

  • De acuerdo con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, en 2008 la clonación de tarjetas afectó a 35 millones de usuarios.
  • En 2 minutos una tarjeta pueda ser clonada y en 5min se puede vaciar su contenido.

En 2008 no fui uno de los 35 millones a quienes clonaron la tarjeta, pero antes sí me sucedió, y más de una vez, pero afortunadamente no me costó dinero, ya que el banco detectó a tiempo el uso irregular de la tarjeta, y me buscó para confirmar las compras. Por supuesto negué haberlas hecho, y el banco canceló mi tarjeta y me envió una nueva, sin cobrarme nada de lo que se había comprado con la misma. A dos amigos míos les pasó lo mismo y al mismo tiempo que a mi, ya que en esa ocasión que nos clonaron las tarjetas, fue a los tres en el mismo restaurante de la ciudad de Monterrey. La parte simpática del asunto, fue que a uno de ellos le realizaron una gran cantidad de cargos (más de 50 mil pesos, pero hace 10 años eso era mucho dinero), en compras en establecimientos Sanborn’s del país, todos en diferentes establecimientos, y con poco tiempo entre uno y otro, y siempre compras de electrónicos (sistemas de sonido y pantallas entre otros). Al igual que yo, reportó el robo/clonación de su tarjeta, y no le cobraron nada de esto, pero un mes después, recibió por parte de Sanborn’s una tarjeta ya activada, con un límite de crédito bastante bueno, por ser cliente distinguido. En mi caso no pasó nada.

Sanborn's casa de los azulejos

En otra ocasión, me clonaron la tarjeta de débito, en un cajero automático. Como no me di cuenta de inmediato, en dos días vaciaron mi cuenta. Nuevamente acudí al banco para aclarar la situación, y mi dinero me fue regresado 30 días después, pero no me pude librar del pago de cuotas por intento de sobregirar la tarjeta como 20 ocasiones. Al parecer los delincuentes no pararon cuando vaciaron la cuenta y siguieron intentando por todos los medios de sacarle más dinero. Ahí no valió que alegara que yo no había sido, y tuve que pagar estas cuotas. Al menos recuperé el monto fuerte.

Estos delincuentes (los que clonan las tarjetas, no los que cobran las cuotas), trabajan en muchas ocasiones en contubernio con meseros de los establecimientos. ¿Cómo lo hacen? No lo sabía hasta hace poco, ya que nunca pierdo de vista mi tarjeta, y siempre pido que se lleve a mi mesa el aparatito para realizar el cobro. Un amigo me envió la siguiente liga, en la que se puede ver como clonan las tarjetas: http://www.youtube.com/watch?v=JNs5EwYMaDo <http://www.youtube.com/watch?v=JNs5EwYMaDo&gt;

Además podemos ver la foto de un skimmer publicada por Martha, que es el aparatito que usan para copiar los datos de la tarjeta.

El concepto que usan es “si puede ser fabricado, puede ser copiado”

Skimmer, usado para clonación de tarjetas

Tengan cuidado en antros y restaurantes. Este tipo de fraude es más común de lo que nos imaginamos.

También hay que tener cuidado al usar cajeros automáticos, ya que estos delincuentes instalan aparatos para copiar la tarjeta, e incluso llegan a instalñar cámaras para ver el NIP  que tecleamos. La sugerencia sería no usar cajeros que den directo a la calle, sino solo aquellos dentro de bancos y cenmtros comerciales, no hacerlo en la noche, y cubrir el teclado al marcar el número confidencial.  Sencillas recomendaciones que nos ahorrarán muchos dolores de cabeza.

Por mi parte trataré de seguir pensando en la clonación en términos de ciencia y ciencia ficción. Tal vez algún día veamos nuevamente dinosaurios o al pájaro Dodo.

Otro día hablaremos de los otros tipos de fraude.

Salu2

 

11
Mar
11

El futbol o “como ganar engañando al árbitro”

Como muchos mexicanos, estuve siguiendo el mundial en la TV, y me sorprendió, más de lo que esperaba, la facilidad con que se celebran, no solo los goles o las victorias de algún equipo, sino que se festejan las trampas; se busca quien puede ser el mejor para engañar al árbitro y salirse con la suya.
Cuando era niño, se hablaba mucho de que un equipo mexicano era especialista en tratar de engañar a los árbitros dejándose caer para buscar que se marcara una falta o un penalty (no diré cual porque los fans del América se pueden enojar), y constantemente se platicaba de sus mañas y triunfos no merecidos. No sé si en realidad los triunfos eran merecidos o no, pero si llegue a ver muchas veces, no solo a los jugadores de ese equipo, sino de muchos, fingir haber sido golpeados o que se hubiera cometido una falta en su contra. Es común que se comente “se echó un clavado”, para determinar que el jugador no sufrió ninguna falta, sino que trató de engañar al árbitro para que marcara la falta en su favor. Algunos comentaristas dicen “consiguió la falta”, como si fuera un logro el engañar al árbitro, o, en el mejor de los casos, consiguió que se le hiciera realmente una falta, para tener ventaja en un tiro a gol.

He quedado realmente decepcionado, no solo por la mediocridad de nuestro futbol y sus dirigentes, sino sobre todo, por el descaro con el que la mentira y el engaño son alabados. En teoría el deporte es bueno para la juventud, y los grandes deportistas son ejemplos a seguir. Si ese es el ejemplo, que debemos engañar, mentir, hacer lo que sea necesario aún rompiendo reglas establecidas y faltando a la moral para conseguir una victoria, no quiero ese ejemplo para mis hijos.

Esta entrada la publiqué originalmente en otro blog en 2010, durante la copa mundial de futbol. Me causó algunos insultos por parte de muchas personas por lo que cerré el blog, sin embargo lo vuelvo a publicar por considerarlo correcto. Si recibo insultos nuevamente, editaré las entradas para eliminar cualquier palabra non grata.

salu2




Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: