Posts Tagged ‘delincuencia

20
Oct
11

¿Que el gobierno haga algo?

 
Salu2
Carlos.
 
Texto del correo:
 
Cada día escucho más la famosa frase mexicana: ¡Que el gobierno haga algo!  
Tengo un primo que estuvo en el tutelar por asalto a mano armada, después de salir de dicho lugar, estuvo vendiendo “vino adulterado”. Su madre y hermanos estaban felices, por que vendía veneno mezclado con un veneno todavía peor. Decían que era bueno, y que ganaba buen “dinero fácil” con ello.  
¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que en casa dio mi tía a su hijo?  
Tengo un primo que ya padeció sífilis, gonorrea y se infestó de piojos “humanus pubis” (piojos genitales), aunque está casado y tiene ya dos niñas “adora a las prostitutas”. Por suerte en la actualidad está sano (o eso espero), y dice que “ya es especialista en enfermedades de transmisión sexual” (aunque no terminó la escuela preparatoria). Justo hoy fue a gastar otros $550.oo pesos en una ramera, y se mantiene un poco preocupado de no saber si ya contrajo VIH. Su padre (mi tío), a corta edad lo llevó con una prostituta, “para que se hiciera hombrecito” y supiera “qué es estar con una vieja”. 
 ¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que  en casa dio mi tío a su hijo? ¿Por qué mi tío no acudió a donde se les explique sobre educación sexual y no a las “agencias de masajes”? 
Tuve un tío, el “Tío Vicho” (Víctor) que murió hace dos años por alcoholismo, de joven era bravo y broncudo, le llamaban “El Burgués”. El me platicaba como se encerraba con mujeres, pues él “era el chido”, el que cargaba “la cocais“, el guapo y fornido (y claro que de joven lo fue, y de sobra). Se internó en centros de recuperación para drogadictos y alcohólicos cantidad de veces. En una ocasión, estando “en reposo”, él, en casa de mi madre, en la madrugada empezó a gritar: – Las arañas, ¡Maten a las arañas! ¡¡¡Las arañas!!! – cuando corrimos a su recámara mi madre y yo, lo vimos saltar de un lado a otro de la cama, despierto, asustado, con esos ojos gigantes de drogadicto asustado, por fin lo pudimos controlar. ¡En esa limpia recámara no había ningún ataque de arañas gigantes! 
¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la ruta que mi tío fue fortaleciendo entre familia y amigos, hasta lograr su muerte? Mi abuela siempre dijo: Son hombres, deben ser cabrones y viejeros. ¿Esto lo podía corregir el gobierno? ¡Si ni en casa interesó! 
En México, mi país, cada que tenemos un terremoto o inundación la gente se pelea por la ayuda que llega de fuera y del propio gobierno. Mientras algunos tratan de salvar su vida, otros entran a casas de hermanos y vecinos para ver que se roban, de preferencia en la noche, “cuando es más fácil”, sino es que los propios policías, militares y rescatistas encueran las casas. En Japón, hace unas semanas tuvieron una contingencia nuclear, la gente, damnificados, aun con hambre, esperaban formados agua y alimento, ayudaban a quien podían ayudar, “nadie robó nada”, y se publicó a Japón como un pueblo organizado y moral por todo el mundo. Un ejemplo a seguir, un país que “aun con hambre y oliendo muerte” se sabe formar y esperar un turno, donde los ancianos son sabiduría y no un estorbo. ¿Qué podría hacer el gobierno mexicano para corregir a un pueblo desorganizado, indiferente, amoral, semireligioso y conformista, novelero y bebedor? 
Hace unos días, estando dos niños menores de quince años “jugando” en casa, uno embebió al otro con un solvente y le prendió fuego. ¿Necesitamos un policía en la sala – comedor de cada casa? Mientras, en otra colonia, una mujer permitía que su propio amante violara hasta la saciedad a su hija menor de edad, siendo esta testigo ocular y presencial, “para que no buscara el hombre algo en la calle y no le fuera infiel” ella mejor ofrecía a su propia hija. ¿Que el gobierno haga algo? A una mujer no le importa su propia hija, ¿Cómo cambia esto el gobierno?
¿Qué hará el gobierno para tirarnos los televisores a la basura y meternos la cabeza en los buenos libros?
 ¿Qué hará el gobierno para mantener a los treinta vagos, alcohólicos y drogadictos que se juntan en la esquina de mi negocio y de mi casa? Si sus “mamis” los quieren tanto. 
¿Cuál gobierno? ¿El de hace 100 años o el de hoy…? O peor, el gobierno de mañana… donde estarán tus hermanos y nietos… ¿Que el gobierno haga algo?
No estoy de acuerdo en quejarme del gobierno, pues uno u otro partido están “lleno de mexicanos”, como yo, mexicano. Esos que tuvimos una revolución que nos enorgullece, donde soldados por un lado y revolucionarios por el otro violaban ancianas, mujeres y niñas, delante de sus hermanos, maridos e hijos, que después de presenciar el evento serían asesinados, sino torturados antes de esto. Y además, quemaban los cultivos, robaban las gallinas, guajolotes y puercos… los puercos. Mexicanos contra mexicanos, como hoy. 
¡Viva México Cabrones! ¿Viva México? ¿Qué parte de México? ¿Los idiomas indígenas que nos avergüenzan o los tenis Nike que utilizamos? ¡Viva México! ¡Grítalo aquí!, en nuestras fiestas patrias, por que cuando te paras en China o España agachas la cabeza, pa’ que no te vean que eres mexicano.  
El presidente de mi país dice que acabará con el narco… NO, no es así. Cuando los medios de comunicación le piden resultado el no debe de prometer que terminará con los transportadores y productores de la cocaína, debe de pedir que revisen a “sus hijos” las narices pa’ ver que se están metiendo… ¿quién creen que se está aspirando tantas toneladas de polvo blanco? ¿Los extraterrestres? 
¿Qué hará el gobierno para que dos de mis vecinos dejen de querer modificar, pintar y rayar mi propiedad?, ¿Qué hará el gobierno para que mi vecina deje de arrojar los excrementos de sus perros en mi azotea?, ¿Qué hará el gobierno para que mi vecino deje de fumar marihuana junto a mi tanque de gas desde las 8:00am, cuando sus padres se van? 
Que si la policía es corrupta… tengo familiares y amigos policías, y sí, (no todos, pues estamos también llenos de héroes anónimos) pues no entran a ese oficio ni por lo seguro del oficio ni por el sueldo. Los médicos, que recién fueron testeados en examen, no tuvieron aprobación científica ni en 5%… ¿Qué va a hacer el gobierno? ¿Ponerles orejas de burro a todos los que traen batas blancas porque sus pacientes no importan y se mantienen en hospitales solo por las prestaciones, esperando jubilarse tempranamente? 
¿Que el gobierno haga algo? Sí, tienen parte importante, pero organizados no necesitamos ni a un gobierno. El gobierno no es y no puede ser más que “administrador”.
¿Que el gobierno haga algo? ¿Qué va a hacer el gobierno para que tu familia y la mía no insulte ancianos, respete a los niños, evitemos las drogas, enseñemos “valores” en casa? ¿Qué hará el gobierno para que no gastemos “más” de lo que podemos pagar? ¿Cómo el gobierno nos va a “desinflar” estos senos jugosos de grasa por comer 10 veces más calorías de las que requerimos? ¿Cómo el gobierno nos pondrá a caminar 2 kilómetros diarios o a trotar 10 minutos por día? 
¿Que el gobierno haga algo? Producimos los libros para el sur de América, ¡pero en México no se leen!
Me asusta cada persona que dice: ¡Que el gobierno haga algo! 
De cada 10 amigos que egresaron la facultad conmigo, 8 dicen que en la escuela “no les enseñaron nada”, ¿entonces por qué no se salieron? 
Soy José Alfredo xxxxxxxxxxxxxx, Médico Veterinario dedicado a las Pequeñas Especies y Diseñador de Espacios, vivo xxxxxx, trabajo en mi municipio y en xxxxxxxx, hago práctica médica privada, organizo charlas “gratuitas” en parque, iglesias y escuelas sobre biología y mascotas, SOY MEXICANO, pero mi familia y mi pueblo no anda nada bien, tengo miedo por mis 2 hijas y el futuro que les espera. 
Por el gobierno de este sexenio no podremos hacer nada, pero el que viene en 24 años será un ejemplo mundial, porque allí estará un hijo tuyo, y tú, lo educarás de forma ejemplar: con valores, formación científica, calidad humana y decencia.  
Te saluda un hermano mexicano.
  
P.D. Si tú dices: ¿Que el gobierno haga algo?, respeto tu postura, pero no me la comentes.
 
Si compartes mi punto de vista, eres un mexicano responsable y te interesa que millones logremos lo que unos cuantos “NO PUEDEN LOGRAR”, hoy no envíes un chiste y manda esto a “algunos mexicanos” que conozcas.
 
FIN DEL TEXTO
 
Aunque coincido con lo que dice José Alfredo, también estoy conciente que somos muchos los que remamos en contra de esta corriente de culpar de todo al gobierno y esperar que nos resuelva la vida cuando son los valores que inculcamos en nuestros hijos los que harán de México un mejor país. Si te interesa que este mensaje llegue a otros, manda este link a tus amigos ( http://wp.me/p1q1vd-4l ), déjame tus comentarios y luchemos nosotros por mejorar y no esperar que nos resuelvan la vida.
 
Carlos.
 
 
03
Jun
11

Clonando dinosaurios y tarjetas

The sixth day, Arnold Schwarzenegger

Cada vez que escucho la palabra clonación, vienen a mi mente varias cosas; la oveja Dolly, los dinosaurios de Parque Jurásico, el sexto día de Arnold Schwarzenegger, y la canción “My clone sleeps alone” de Pat Benatar http://www.youtube.com/watch?v=-R7LaLaKAGM. El primer caso se trata de ciencia pura, el primer mamífero clonado por allá de 1993. Los otros 3 son ciencia ficción, siendo mi favorito Parque Jurásico, el libro, más que la película, ya que Michael Crichton tenía un don especial para cautivar al lector y hacerlo pensar que lo que escribía era 100% posible con las bases científicas que daba.

En la actualidad, cuando se habla de clonación, la mayoría de la gente en nuestro país piensa primero en delitos, más que en cuestiones de ciencia.

Clonación

Martha Debayle

Escuchaba el programa de Martha Debayle en el radio (96.9 fm), y tenía como invitados a  Ricardo Rodríguez, Subprocurador de servicios de PROFECO; Eduardo Muriel. Director de Blindaje Empresarial; Marco Carrera Vocero de la CONDUSEF; Jesús Rodríguez, Subprocurador de Averiguaciones Previas de la procuraduría capitalina y Miguel Leyva, Fiscal de delitos financieros de la PGJDF y hablaban de tipos de fraude que existen, tales como malversación de activos, fraudes contables y corrupción. Dentro de estos se habló principalmente de la clonación de tarjetas, el uso de cheques de cuentas falsas, usurpación de identidad, los productos maravillosos/ milagrosos, y por último, los fraudes a empresas.

Cada uno de los temas que tocaron, merece una mención propia, y trataré de escribir sobre cada uno; en esta ocasión nos referiremos a la clonación de tarjetas. Primero algunos datos que nos dio Martha:

  • De acuerdo con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, en 2008 la clonación de tarjetas afectó a 35 millones de usuarios.
  • En 2 minutos una tarjeta pueda ser clonada y en 5min se puede vaciar su contenido.

En 2008 no fui uno de los 35 millones a quienes clonaron la tarjeta, pero antes sí me sucedió, y más de una vez, pero afortunadamente no me costó dinero, ya que el banco detectó a tiempo el uso irregular de la tarjeta, y me buscó para confirmar las compras. Por supuesto negué haberlas hecho, y el banco canceló mi tarjeta y me envió una nueva, sin cobrarme nada de lo que se había comprado con la misma. A dos amigos míos les pasó lo mismo y al mismo tiempo que a mi, ya que en esa ocasión que nos clonaron las tarjetas, fue a los tres en el mismo restaurante de la ciudad de Monterrey. La parte simpática del asunto, fue que a uno de ellos le realizaron una gran cantidad de cargos (más de 50 mil pesos, pero hace 10 años eso era mucho dinero), en compras en establecimientos Sanborn’s del país, todos en diferentes establecimientos, y con poco tiempo entre uno y otro, y siempre compras de electrónicos (sistemas de sonido y pantallas entre otros). Al igual que yo, reportó el robo/clonación de su tarjeta, y no le cobraron nada de esto, pero un mes después, recibió por parte de Sanborn’s una tarjeta ya activada, con un límite de crédito bastante bueno, por ser cliente distinguido. En mi caso no pasó nada.

Sanborn's casa de los azulejos

En otra ocasión, me clonaron la tarjeta de débito, en un cajero automático. Como no me di cuenta de inmediato, en dos días vaciaron mi cuenta. Nuevamente acudí al banco para aclarar la situación, y mi dinero me fue regresado 30 días después, pero no me pude librar del pago de cuotas por intento de sobregirar la tarjeta como 20 ocasiones. Al parecer los delincuentes no pararon cuando vaciaron la cuenta y siguieron intentando por todos los medios de sacarle más dinero. Ahí no valió que alegara que yo no había sido, y tuve que pagar estas cuotas. Al menos recuperé el monto fuerte.

Estos delincuentes (los que clonan las tarjetas, no los que cobran las cuotas), trabajan en muchas ocasiones en contubernio con meseros de los establecimientos. ¿Cómo lo hacen? No lo sabía hasta hace poco, ya que nunca pierdo de vista mi tarjeta, y siempre pido que se lleve a mi mesa el aparatito para realizar el cobro. Un amigo me envió la siguiente liga, en la que se puede ver como clonan las tarjetas: http://www.youtube.com/watch?v=JNs5EwYMaDo <http://www.youtube.com/watch?v=JNs5EwYMaDo&gt;

Además podemos ver la foto de un skimmer publicada por Martha, que es el aparatito que usan para copiar los datos de la tarjeta.

El concepto que usan es “si puede ser fabricado, puede ser copiado”

Skimmer, usado para clonación de tarjetas

Tengan cuidado en antros y restaurantes. Este tipo de fraude es más común de lo que nos imaginamos.

También hay que tener cuidado al usar cajeros automáticos, ya que estos delincuentes instalan aparatos para copiar la tarjeta, e incluso llegan a instalñar cámaras para ver el NIP  que tecleamos. La sugerencia sería no usar cajeros que den directo a la calle, sino solo aquellos dentro de bancos y cenmtros comerciales, no hacerlo en la noche, y cubrir el teclado al marcar el número confidencial.  Sencillas recomendaciones que nos ahorrarán muchos dolores de cabeza.

Por mi parte trataré de seguir pensando en la clonación en términos de ciencia y ciencia ficción. Tal vez algún día veamos nuevamente dinosaurios o al pájaro Dodo.

Otro día hablaremos de los otros tipos de fraude.

Salu2

 

06
Abr
11

El código de honor de la mafia

Ayer vi en las noticias al poeta Javier Sicilia hablar sobre el asesinato de su hijo Juan Francisco, quien tenía 24 años. Además de todo lo que sabemos respecto a la violencia en México, al combate a la delincuencia, y a la gran cantidad de muertes que ha habido en la llamada guerra al narcotráfico, hubieron dos declaraciones que hizo Javier Sicilia, que llamaron especialmente mi atención; con una de ellas concuerdo, con la otra no.

Una de ellas llamaba al gobierno a pactar con los carteles de la droga, con el crimen organizado, para acabar con esta guerra que tantas muertes ha causado. Con esto no puedo estar de acuerdo; no se puede negociar con quienes no respetan a nadie, no tienen escrúpulos, no respetan la vida, son sanguinarios, y son capaces de hacer cualquier cosa por un negocio ilícito. El gobierno de España sigue una política bien conocida en todo el mundo. No se negocia con el terrorismo. ¿Por qué esta política. Pueden existir muchas razones, pero la más sencilla, la básica, es que una vez que se hace la primera negociación, no hay salida, habrá más y más presión para conseguir sus fines. Lo mismo sucede con el delincuente, el secuestrador, el narcotraficante, el homicida. Si se negocia con ellos una vez, ya conocen el camino, y sus demandas serán cada vez mayores, usando la amenaza de cometer más crímenes. No entraré en la discusión de si es culpa del gobierno actual por no pactar con el crimen, o de los anteriores por sí pactar con el crimen, que de hecho no lo aceptan, y nadie ha dado pruebas de lo mismo. Tampoco sé que haría u opinaría yo, si estuviera en la misma situación que Javier Sicilia, sin embargo considero que aceptar pactar con la delincuencia equivale a que las leyes ya no son iguales para todos, y entraremos en la ley del más fuerte, todo lo que se necesitaría es tener algunas armas y cometer algunos asesinatos para que el gobierno cediera y negociara; sería abrir la puerta a más delincuencia.

La segunda declaración que captó mi atención, fue cuando Sicilia pidió a los delincuentes que volvieran a sus códigos. ¿Qué códigos son estos? Al parecer, o al menos es la creencia popular, los delincuentes de antes tenían un código de “honor”; no mataban inocentes, y no robaban a los pobres. En películas de hace muchos años nos muestran a la mafia como una familia, en la que se defienden unos a otros, y no realizan actos fuera de este código. En la película “El padrino”, Vito Corleone se rehúsa a hacer negocios de droga, y dice que el juego y el alcohol son una cosa, pero la droga puede afecta a los niños; de igual manera, cuando le piden que asesine a unas personas que violaron a una chica, menciona que no es un castigo justo, ya que la chica está viva, por lo que manda a personas a que solo los golpeen y les rompan uno o dos brazos. Es famosa las frase “No es personal, solo negocios” de esta película. Ahora, en la vida real, se dice que Al Capone, quizá el mafioso más famoso del mundo, cuando mataba a alguien, pagaba por su funeral y mandaba flores a los deudos, ya que ellos no tenían la culpa de las acciones del muerto y no era justo que cargaran con los gastos del funeral.

Este código, al parecer era real, y los delincuentes se cuidaban mucho de romperlo, sin embargo con la competencia por los mercados y las rutas de distribución, los delincuentes se han vuelto más sanguinarios cada vez. Si este código existiera, estaría de acuerdo con Sicilia en pedir a los delincuentes que regresaran a él, sin embargo lo veo muy difícil, ya que para ellos los muertos inocentes, son solo un daño colateral necesario para conseguir sus fines; ellos creen que si tiene validez aquello de que el fin justifica los medios.

Sin ahondar más en el asunto, me uno a la pena de Javier Sicilia y su familia, así como a las familias de todas las víctimas de esta guerra a la delincuencia.




Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

agosto 2017
L M X J V S D
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: