Archivo para 15/06/11

15
Jun
11

Las inundaciones que vendrán

Hace algunos días que venía en mi auto, vi una mano salir del auto frente a mi y arrojar a la calle algo que parecía una envoltura, tal vez una bolsa de papas fritas o algo similar.  Me molestó mucho la actitud de esa persona, y pensé en alcanzarla para reclamarle. Después reaccioné, recordé la ciudad en que vivimos y decidí no hacerlo, para evitar el riesgo de una agresión. Sin embargo en el siguiente semáforo quedé junto a dicho auto y pude ver que se trataba de una señora que rondaría los 60 años. No lo pude creer. Yo suponía que los mayores mantenían esos valores de los que tanto hablo en este blog, y me di cuenta que no importa la edad cuando de valores se trata. Hay jóvenes que los siguen como se los enseñaron padres y abuelos, y hay gente de edad avanzada que cree que por ser mayor puede hacer lo que le venga en gana.

Conozco a un señor, que cuando veía a alguien tirar basura en la calle, lo levantaba y alcanzaba a la persona para entregárselo diciendo “Sr. Se le cayó esto”. Por supuesto que nadie le reclamaba debido a ser una persona mayor, y algunos hasta se disculpaban, pero si lo hiciera yo, podría arriesgarme a un reclamo fuerte.

Uno de tantos "encharcamientos"

El día que vi a la Sra., tirar la basura, mi hijo de 12 años venía conmigo y comentó “por eso se tapan las coladeras y se inunda la calle”. No sé de donde saco la idea, pero está en lo cierto. La gente se queja de que nuestra ciudad se inunda siempre en época de lluvias, y culpan al gobierno por no limpiar el drenaje, cuando el problema empieza en uno mismo, al tirar basura en la calle.

Hice un poco de investigación al respecto, y dentro de las declaraciones de diversos funcionarios en lo que al drenaje de la ciudad se refiere encontré algunas como: “he visto sacar de todo, incluso llevo la cuenta de más de 100 cadáveres, algunos completos y otros en partes; pero también animales, carros, millones de llantas, refrigeradores, salas, colchones, entre otros”. Imaginen lo de basura que se deposita en el drenaje, para que existan este tipo de declaraciones. Con esto queda claro que las inundaciones no se deben a un mal mantenimiento, ni a que el drenaje profundo no sea suficiente, sino a la basura que la gente tira en la calle y luego se va al drenaje con las primeras lluvias. Otra declaración: “hay una instalación que está a la salida del Estado de México, en Ecatepec, donde se recoge de todo, hasta personas que tiran al canal, animales, hace un año batallaron porque tiraron más de 2 toneladas de vísceras de algún rastro, era un problema por el apostadero. Sacan varias toneladas de basura”.

Las bolsas de plástico y botellas que se arrojan en la vía pública, son lo que más tapa las coladeras, causando los encharcamientos e inundaciones.

Por supuesto, la basura no es el único problema; vivimos en una ciudad que se fundó sobre un lago, y cada año se extraen millones de litros de agua del subsuelo, con lo que la ciudad se hunde varios centímetros al año. Esto causa que algunas partes del sistema de drenaje, sobre todo las más antiguas, empiecen a tener poco declive, o que la pendiente sea en sentido contrario al que debe ser, con lo que se dificulta la salida del agua.

Bajando al drenaje

Ahora la pregunta. ¿Qué está haciendo el gobierno para evitar las inundaciones?, yo creo que mucho, pero si seguimos tirando basura, sus esfuerzos son vanos. Hasta hace un par de años, habían dos buzos  cuya tarea era limpiar el drenaje profundo de la ciudad, ahora al parecer solo hay uno. No pude obtener muchos datos, pero sí encontré algunas entrevistas a Julio Cesar Cou Cámara, buzo del drenaje profundo de la ciudad de México. Con más de 27 años haciendo este trabajo, Juli Cou dice haber encontrado millones de colillas (fumadores, no arrojen su colilla al drenaje o en la calle, si les gusta fumar guarden su colilla y deposítenla en la basura, estando seguros que está apagada), también pedazos de alfombra, piezas de coches, y cadáveres. Narra que en una ocasión sacó un rollo de 15 metros de alfombra, y en otra la mitad de la carrocería de un Volkswagen. No sé como entró esto al drenaje, pero ahí estaba.

También narra Julio Cesar que el drenaje está lleno de cosas filosas, como vidrio, agujas, clavos, jeringas, etc.  Julio corre peligro cada vez que baja, pero sigue haciéndolo en nuestro beneficio. Soporta temperaturas de más de 35 grados allá abajo, y trabaja en completa obscuridad.

 

Julio Cesar Cou

Creo que Julio Cou merece todo nuestro respeto y admiración por este tipo de trabajo, y podemos facilitárselo y facilitarnos la vida si no arrojamos basura en la calle. Como sé que eso no sucederá este año antes de la temporada de lluvias, puedo no solo pronosticar, sino hacerle al vidente y asegurar que este año, la ciudad de México sufrirá al menos una inundación como todos los años, y que habrá más de un paso a desnivel con grandes encharcamientos, autos descompuestos, y viviendas dañadas.

Hagamos conciencia y no tiremos basura!!!

Por último, si quieren saber más de Julio Cesar Cou, les dejo dos ligas, una de ellas una entrevista en una revista, y la otra un video en youtube.

Salu2.

http://tomo.com.mx/2010/06/29/el-buzo/

 

 

Anuncios
15
Jun
11

Limpiando la plaza después de la manifestación.

Ayer leía en las noticias sobre los acontecimientos en España: los “indignados” (movimiento 15-M, o “spanish revolution”) levantaban su campamento de la Puerta del Sol en Madrid. No voy a comentar sobre su movimiento, que no es lo que llamó más mi atención en este momento. Manifestaciones, marchas, plantones, movimientos por la seguridad, la no violencia, el trabajo, etc. son cosa por demás común en nuestro país. Los resultados obtenidos quizá no sean los mismos que en otros países, pero en fin, si tenemos marchas y plantones constantes.

Dos cosas llamaron mi atención en este caso, una de ellas fue que este grupo de manifestantes, que permaneció acampando en la plaza por 25 días, tenían en el lugar ¡una biblioteca! Adaptaron una tienda de campaña para tal fin, y tenía cerca de 4 mil libros, para que los manifestantes no se la pasaran, como decía mi abuelita, rascándose el ombligo, sino que aprovecharan el tiempo en algo más, y así crearon su biblioteca, para que al menos leyeran algo. Eso es organización; nunca he visto algo similar en México.

Los manifestantes limpiando

Pero eso no fue lo que más me impacto de la noticia, sino el hecho de que, al retirarse de la plaza, los manifestantes ¡limpiaron y lavaron la plaza!, dejándola más limpia de lo que estaba antes que llegaran. Esta es gente con una educación cívica mucho mejor que los manifestantes en México. Independientemente de ideologías políticas, del motivo de la marcha o plantón, estas personas, sabían que no podían dejar en mal estado una plaza pública, y decidieron limpiarla.

Limpiando la Plaza

Nunca, pero realmente nunca, he sabido que algo similar suceda en México; no lo he visto, ni creo verlo en un futuro cercano. Aquí, cuando pasa una marcha, más que personas, parece que fue un pastor con sus ovejas lo que pasó por el lugar, y se trata de un plantón, con gente acampando en el lugar, al final, cuando se quitan, más que persona, uno creería que una piara había ocupado el lugar.

En fin, este es un comentario corto referente a la educación cívica en nuestro país.

Salu2.




Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: