24
Ago
11

El aeropuerto y las bebidas o “Todos somos corruptos”


Hace algún tiempo estaba en una sala de espera de un aeropuerto del país con algunos amigos. Habíamos llegado con una hora de anticipación para tomar el vuelo, y nos topamos con la noticia que el vuelo tenía de 2 a 3 horas de retraso. Al final fueron 3.

Nos sentamos en una mesa a platicar y matar el tiempo. Llevábamos un rato platicando, cuando uno de ellos, comentó “todos somos corruptos”. Comentario que no nos cayó muy bien a los demás, sin embargo su argumento tenía algunas bases que no pudimos refutar. En primer lugar, preguntó. ¿Qué están tomando? Tres de los 4 bebían ron con refresco de cola. En ese aeropuerto, en esa sala de última espera, No estaba permitida la venta de alcohol (no me pregunten porque), y sin embargo ahí estábamos, con nuestras cubas en la mano. Yo bebía coca cola, así que mi defensa estaba sustentada, sin embargo, no estaba tomando cuba, no porque hubiera pensado que estaba prohibido, sino porque no la apetecía en el momento. Pero, ¿Cómo es que teníamos cubas?. Uno de nosotros preguntó, el locatario dijo que las podía servir, y al final, con un costo un poco más alto y una propina, ahí estábamos rompiendo una regla, todos corruptos, el que vendió el alcohol, el que lo compró y el que lo vió y no lo impidió.

Argumentos de cada uno? No los sé todos, así que trataré de interpretarlos.

El que vendió las bebidas:

“No me han dado el permiso para vender bebidas alcohólicas porque no he querido dar un “donativo” a alguna autoridad, además la licencia para alcohol es muy cara, y la renta que ya pago al aeropuerto por el espacio, se come gran parte de mis ingresos. Solo dan el negocio a quienes ya tiene mucho dinero y así lo reparten para conseguir sus permisos. Además al vender unas cuantas cubas, no hago daño a nadie, y tengo a los clientes contentos.”

Los que las compraron:

“¿Cómo que no hay venta de alcohol en el aeropuerto? Vamos a estar 3 horas contemplando el suelo, al menos bebamos algo mientras platicamos. No hacemos daño a nadie, y ayudamos al locatario a ganarse unos centavos extras. Es una tontería que no haya venta de alcohol aquí.”

El que no dijo nada:

“Ni cuenta me dí cuando compraron las bebidas, no hacen daño a nadie, y es una regla estúpida, ya que en otros aeropuertos si hay venta de bebidas alcohólicas en la sala de última espera.”

Hablamos de muchas cosas, pero este era un tema recurrente. Se comentó que la vida no era blanco y negro, y que había una escala de grises en los valores.

Al final del día pagamos nuestra cuenta (alta por cierto), y nos subimos al avión.

Después de mucho tiempo sigo dándole vueltas a nuestra conversación. ¿en verdad todos somos corruptos?, es solo cuestión de escalas?, el que compra una bebida cuando no debe., el que se pasa el alto, el que se estaciona en lugar prohibido “solo un momento”. Hasta el gobernante que recibe dinero a cambio de favores.

Sigo convencido que debemos buscar la mejor educación para nuestros hijos, y que las reglas se hicieron para que exista una sana convivencia en sociedad, pero también creo que existen reglas estúpidas carentes de todo sentido, o que tal vez lo tuvieron en un momento y que el día de hoy son obsoletas. Un ejemplo que se usó en nuestra conversación, fue la prohibición de fumar. Con todo lo que representa, al final se trata de proteger a los no fumadores del humo nocivo del tabaco, pero la prohibición de beber en una sala de última espera del aeropuerto? Al final bebimos, nadie se dio cuenta, y no se protegió o daño a nadie (no hay humo nocivo en el alcohol). Habrá quien diga que se dañó al gobierno, ya que no recaudó impuestos en la venta de esas bebidas, ni cobró el derecho por la licencia para venta de bebidas, y no sé hasta donde sea cierto; los hechos ahí quedan, y no fuimos los primeros ni seremos los últimos en beber alcohol en ese establecimiento. Al final me quedó en la mente la aseveración tan tajante “Todos somos corruptos”; muy similar a aquella de Dr. House “todos mienten”, la cual analizaré en otra ocasión.

Anuncios

0 Responses to “El aeropuerto y las bebidas o “Todos somos corruptos””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

agosto 2011
L M X J V S D
« Jul   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: