13
abr
11

Composición poética de Manuel Acuña salvada por milagro


Historia de un pensamiento

El día de hoy no escribiré sobre los valores morales, sino sobre una anécdota que deseo compartir con ustedes, y que podría relacionarse con nombre del blog, por tratarse de un valor que se hubiera perdido irremediablemente:

Hace 20 años que me casé, y 4 más de noviazgo, que vengo oyendo por parte de la familia de mi esposa, como la poesía “Historia de un Pensamiento” de Manuel Acuña,se salvó gracias a la prodigiosa memoria de su abuelo.

Manuel Acuña

La historia la escuché incontables veces como una anécdota contada siempre con amor y orgullo, pero nunca había visto alguna prueba de esto, sin embargo el día de hoy encontramos un viejo documento en el que se puede comprobar esta anécdota que había escuchado mil veces. El documento es copia de una publicación de 1941, escrita por Vito Alessio Robles, en la que indica como, al estar preparando una conferencia en homenaje a Manuel Acuña, recordó que este poema lo recitaba su amigo Pedro Agüero en las tertulias que hacían los fines de semana, y que el mismo Pedro le decía que el poema nunca se había publicado, y él lo había recibido de parte de Rosario de la Peña, quien es representada en el poema por la Rosa (el pensamiento representaría al propio Manuel Acuña, y el jazmín a Manuel Flores). Al pensar Vito Alessio quien pudiera tener una copia, buscó a dos de los 3 hermanos Vitela, ya que uno de ellos ya había fallecido, y Rufo Vitela le indicó que no la tenía escrita, pero la sabía de memoria, y se la recitó, y luego la escribió para entregársela.

Esta poesía fue publicada por primera vez en 1941, y reproduzco de manera textual “En la imprenta Universitaria, Bolivia 17, bajo la dirección de Francisco Monterde, fué impresa esta poesía inédita, según el original proporcionado por el señor Ing. Vito Alessio Robles, para distribuirla en la velada efectuada el 27 de agosto de 1941, en la Escuela Nacional de Medicina, en homenaje a la memoria del mismo poeta”.

Al final del artículo escrito por Vito Alessio Robles, dice lo que yo había escuchado por más de 20 años: “Esta composición se salvó por milagro, gracias a la prodigiosa memoria de mi excelente amigo, el señor profesor Rufo E. Vitela”. No está por demás mencionar que Rufo E. Vitela es abuelo de mi esposa.

Aquí la poesía, espero la disfruten.

Historia de un pensamiento (1)

pensamiento

Cuando a su nido vuela el ave pasajera
A quien amparo disteis, abrigo y amistad
Es justo que os dirija su cántiga postrera,
Antes que triste deje, vuestra natal ciudad.

 

Al pájaro viajero que abandonó su nido
Le disteis un abrigo, calmando su inquietud;
¡Oh! tantos beneficios, jamás daré al olvido
Durable cual mi vida será mi gratitud.

 

En prueba de ella os dejo lo que dejaros puedo,
Mis versos, siempre tristes, pero los dejo así;
Porque pienso, a veces que entre sus letras quedo,
Porque al leerlos creo que os acordáis de mí.

 

Voy, pues, a referiros una sencilla historia,
Que en mi alma desolada, honda impresión dejó;
Me la contaron… ¿dónde?… es frágil mi memoria…
Acaso el héroe de ella… o bien, la soñé yo.

 

rosa

Era una linda rosa, brillante enredadera,
Tan pura, tan graciosa, espléndida y gentil.
Que era el mejor adorno de la feraz (2) pradera,
La joya más valiosa del floreciente abril.

 

Al pie de ella crecía un pobre pensamiento,
Pequeño, solitario, sin gracia ni color;
Pero miró a la rosa y respiró su aliento
Y concibió por ella el más profundo amor.

 

Mirando a su querida pasaba noche y día.
Mil veces ¡ay! le quiso su pena declarar;
Pero tan lejos siempre, tan lejos la veía,
Que devoraba a solas su pena y su pesar.

 

A veces le mandaba sus tímidos olores,
Pensando que llegaba hasta su amada flor;

jazmin

Pero la brisa leve, al columpiar las flores,
Llevábase muy lejos la prenda de su amor.

 

El pobre pensamiento mil lágrimas vertía,
Desoladoras lágrimas, de acíbar y de hiel,
Mientras la joven rosa, sin ver a otras crecía,
Y mientras más crecía, más se alejaba de él.

 

Llega un jazmín en tanto a la pradera bella,
También amó (3) a la rosa al punto que la vio;
Pero él fue más dichoso, pudo llegar hasta ella,
Le declaró su pena y, al fin la rosa amó…

 

¿Comprenderéis ahora al pobre pensamiento,
Al ver correspondido a su feliz rival?
¿No comprendéis su horrible, su bárbaro tormento
Al verse condenado a suerte tan fatal?

 

Después lo transplantaron; vivió en otras praderas
Indiferencia, olvido y hasta placer fingió:
Miraba flores lindas, brillantes y hechiceras,
Pero su amor constante y fiel permaneció. (4)


Por fin una mañana, estando muy distante,
El céfiro contóle las bodas del jazmín;
Él escuchó sonriente y ciego y delirante,
Loco placer fingiendo, creyó olvidar al fin.

 

Pero al siguiente día con lágrimas le vieron
Las flores, e ignorando su oculto padecer,
«Tú lloras, pensamiento, tú lloras», le dijeron:
«No es nada, contestóles, es llanto de placer».

 

Ved la sencilla historia que os ofrecí contaros,
Acaso os entristezca pero la dejo así;
Adiós, adiós, ya parto; me atrevo a suplicaros
Que la leáis a solas y os acordéis de mí.

 

(1)   Comenzando por el título, la mayor parte de las versiones que he encontrado nombran a la poesía “Historia del pensamiento”, su título original es “Historia de un pensamiento”

(2)   Las versiones que he encontrado dicen feliz, sin embargo el documento que tengo de esa época dice feraz, que significa fértil, y quizá lo han cambiado por feliz, para hacerlo más fácil de recordar, pero seguramente el poeta usó la primera, ya que era y sigue siendo la costumbre entre muchos poetas el usar palabras menos comunes.

(3)   En este documento el poema dice así, “También amó a la rosa…”, mientras que en muchas versiones he visto “También él a la rosa…”, lo cual no hace sentido, ya que no hay un verbo, ¿también él que a la rosa?

(4)   Igual que los anteriores, las versiones que he encontrado dicen compareció, y el documento dice permaneció, que de hecho suena más lógico.

 

Ahora el documento del que hablo:

About these ads

1 Response to “Composición poética de Manuel Acuña salvada por milagro”


  1. 1 MANUEL MARINES RAMIREZ
    noviembre 24, 2012 en 8:06 pm

    CARLOS, SOY DEL MUNICIPIO DE GENERAL CEPEDA COAHUILA, ME GUSTARIA SABER MAS SOBRE LA VIDA Y OBRA DEL PROFR. RUFFO VITELA…SE QUE NACIO AQUI EN GENERAL CEPEDA, PERO REALMENTE DESCONOCEMOS MUCHOS DATOS DE EL, TE LO AGRADECERIA MUCHO. ATENTAMENTE PROFR. MANUEL MARINES RAMIREZ.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Es hora de cambiar las cosas.

México D.F.

Archivos

abril 2011
L M X J V S D
« mar   may »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 7 seguidores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: